Buscar

Cargando...
El Texto Bíblico on Facebook

Yeriah


Sustantivo Femenino
יריעה
 
יְרִיעָה
[yĕriy`ah]
cortina, velo
 

54 veces
(1) Éxodo 26:1
Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa.

(2, 3, 4) Éxodo 26:2
La longitud de una cortina de veintiocho codos, y la anchura de la misma cortina de cuatro codos; todas las cortinas tendrán una misma medida.

(5, 6) Éxodo 26:3
Cinco cortinas estarán unidas una con la otra, y las otras cinco cortinas unidas una con la otra.

(7, 8) Éxodo 26:4
Y harás lazadas de azul en la orilla de la última cortina de la primera unión; lo mismo harás en la orilla de la cortina de la segunda unión.

(9, 10) Éxodo 26:5
Cincuenta lazadas harás en la primera cortina, y cincuenta lazadas harás en la orilla de la cortina que está en la segunda unión; las lazadas estarán contrapuestas la una a la otra.

(11) Éxodo 26:6
Harás también cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazarás las cortinas la una con la otra, y se formará un tabernáculo.

(12, 13) Éxodo 26:7
Harás asimismo cortinas de pelo de cabra para una cubierta sobre el tabernáculo; once cortinas harás.

(14, 15, 16) Éxodo 26:8
La longitud de cada cortina será de treinta codos, y la anchura de cada cortina de cuatro codos; una misma medida tendrán las once  cortinas.

(17, 18, 19) Éxodo 26:9
Y unirás cinco cortinas aparte y las otras seis cortinas aparte; y doblarás la sexta cortina en el frente del tabernáculo.

(20, 21) Éxodo 26:10
Y harás cincuenta lazadas en la orilla de la cortina, al borde en la unión, y cincuenta lazadas en la orilla de la cortina de la segunda unión.

(22, 23) Éxodo 26:12
Y la parte que sobra en las cortinas de la tienda, la mitad de la cortina que sobra, colgará a espaldas deltabernáculo.

(24) Éxodo 26:13 
Y un codo de un lado, y otro codo del otro lado, que sobra a lo largo de las cortinas de la tienda, colgará sobre los lados del tabernáculo a un lado y al otro, para cubrirlo.

(25) Éxodo 36:8
Todos los sabios de corazón de entre los que hacían la obra, hicieron el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; las hicieron con querubines de obra primorosa.

(26, 27, 28) Éxodo 36:9
La longitud de una cortina era de veintiocho codos, y la anchura [de cada cortina] de cuatro codos; todas las cortinas eran de igual medida.

(29, 30) Éxodo 36:10
Cinco de las cortinas las unió entre sí, y asimismo unió las otras cinco cortinas entre sí.

(31, 32) Éxodo 36:11
E hizo lazadas de azul en la orilla de la cortina que estaba al extremo de la primera serie; e hizo lo mismo en la orilla de la cortina final de la segunda serie.

(33, 34) Éxodo 36:12
Cincuenta lazadas hizo en la primera cortina, y otras cincuenta en la orilla de la cortina de la segunda serie; las lazadas de la una correspondían a las de la otra.

(35) Éxodo 36:13
Hizo también cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazó las cortinas una con otra, y así quedó formado un tabernáculo.

(36, 37) Éxodo 36:14
Hizo asimismo cortinas de pelo de cabra para una tienda sobre el tabernáculo; once cortinas hizo.

(38, 39, 40) Éxodo 36:15
La longitud de una cortina era de treinta codos, y la anchura [de cada cortina] de cuatro codos; las once cortinas tenían una misma medida.

(41, 42) Éxodo 36:16
Y unió cinco de las cortinas aparte, y las otras seis cortinas aparte.

(43, 44) Éxodo 36:17
Hizo además cincuenta lazadas en la orilla de la cortina que estaba al extremo de la primera serie, y otras cincuenta lazadas en la orilla de la cortina final de la segunda serie.

(45) Números 4:25
Llevarán las cortinas del tabernáculo, el tabernáculo de reunión, su cubierta, la cubierta de pieles de tejones que está encima de él, la cortina de la puerta del tabernáculo de reunión,

(46) 2 Samuel 7:2
dijo el rey al profeta Natán: Mira ahora, yo habito en casa de cedro, y el arca de Dios está entre cortinas.

(47) 1 Crónicas 17:1
Aconteció que morando David en su casa, dijo David al profeta Natán: He aquí yo habito en casa de cedro, y el arca del pacto de Jehová debajo de cortinas.

(48) Salmo 104:2
El que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una cortina,

(49) Cantares1:5
Morena soy, oh hijas de Jerusalén, pero codiciable como las tiendas de Cedar, como las cortinas de Salomón.

(50) Isaías 54:2 
Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.

(51) Jeremías 4:20
Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas.

(52) Jeremías 10:20
Mi tienda está destruida, y todas mis cuerdas están rotas; mis hijos me han abandonado y perecieron; no hay ya más quien levante mi tienda, ni quien cuelgue mis cortinas.

(53) Jeremías 49:29
Sus tiendas y sus ganados tomarán; sus cortinas y todos sus utensilios y sus camellos tomarán para sí, y clamarán contra ellos: Miedo alrededor.

(54) Habacuc 3:7
He visto las tiendas de Cusán en aflicción; las tiendas de la tierra de Madián temblaron.

Shakan


Verbo

שכן

שָׁכַן

 
morar, habitar, 

"residir permanentemente en una localidad"

["hacer(se) tabernáculo"]

Ver: mishkan
שָׁכַן [shakan] está muy relacionado con la palabra Shekinah, que es el nombre aplicado a la manifestación de la gloria divina asentada sobre el propiciatorio. La Shekinah (esta palabra no se encuentra en la Biblia, pero aparece en los Tárgumes) era el símbolo de la presencia divina, por medio de la cual Dios había prometido habitar "en medio de ellos": "Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos." (Éxodo 25:8).

128 veces
(1) Génesis 3:24
Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

(2) Génesis 9:27
Engrandezca Dios a Jafet, y habite en las tiendas de Sem, y sea Canaán su siervo.

(3) Génesis 14:13
Y vino uno de los que escaparon, y lo anunció a Abram el hebreo, que habitaba en el encinar de Mamre el amorreo, hermano de Escol y hermano de Aner, los cuales eran aliados de Abram.

(4) Génesis 16:12
Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará.

(5) Génesis 25:18
Y habitaron desde Havila hasta Shur, que está enfrente de Egipto viniendo a Asiria; y murió en presencia de todos sus hermanos.

(6) Génesis 26:2
Y se le apareció Jehová, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo te diré.

(7) Génesis 35:22
Aconteció que cuando moraba Israel en aquella tierra, fue Rubén y durmió con Bilha la concubina de su padre; lo cual llegó a saber Israel. Ahora bien, los hijos de Israel fueron doce:

(8) Génesis 49:13        
Zabulón en puertos de mar habitará; será para puerto de naves, y su límite hasta Sidón.

(9) Éxodo 24:16           
Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube.

(10) Éxodo 25:8           
Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.

(11) Éxodo 29:45
Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su Dios.

(12) Éxodo 29:46
Y conocerán que yo soy Jehová su Dios, que los saqué de la tierra de Egipto, para habitar en medio de ellos. Yo Jehová su Dios.

(13) Éxodo 40:35
Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehoválo llenaba*.
- * "y la gloria de Jehová lo llenaba", "y la gloria del SEÑOR llenaba el tabernáculo." LBLA

(14) Levítico 16:16
Así purificará el santuario, a causa de las impurezas de los hijos de Israel, de sus rebeliones y de todos sus pecados; de la misma manera hará también al tabernáculo de reunión, el cual reside entre ellos en medio de sus impurezas.

(15) Números 5:3
Así a hombres como a mujeres echaréis; fuera del campamento los echaréis, para que no contaminen el campamento de aquellos entre los cuales yo habito.

(16) Números 9:17
Cuando se alzaba la nube del tabernáculo, los hijos de Israel partían; y en el lugar donde la nube paraba, allí acampaban los hijos de Israel.

(17) Números 9:18
Al mandato de Jehová los hijos de Israel partían, y al mandato de Jehová acampaban; todos los días que la nube estaba sobre el tabernáculo, permanecían acampados.

(18) Números 9:22
O si dos días, o un mes, o un año, mientras la nube se detenía sobre el tabernáculo permaneciendo sobre él, los hijos de Israel seguían acampados, y no se movían; mas cuando ella se alzaba, ellos partían.

(19) Números 10:12
Y partieron los hijos de Israel del desierto de Sinaí según el orden de marcha; y se detuvo la nube en el desierto de Parán.

(20) Números 14:30
Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano y juré que os haría habitar en ella; exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun.

(21) Números 23:9
Porque de la cumbre de las peñas lo veré, y desde los collados lo miraré; he aquí un pueblo que habitaráconfiado, y no será contado entre las naciones.

(22) Números 24:2
y alzando sus ojos, vio a Israel alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él.

(23, 24) Números 35:34           
No contaminéis, pues, la tierra donde habitáis, en medio de la cual yo habito; porque yo Jehová habito en medio de los hijos de Israel.

(25) Deuteronomio 12:11
Y al lugar que Jehová vuestro Dios escogiere para poner en él su nombre, allí llevaréis todas las cosas que yo os mando: vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de los votos que hubiereis prometido a Jehová.

(26) Deuteronomio 14:23
Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días.

(27) Deuteronomio 16:2
Y sacrificarás la pascua a Jehová tu Dios, de las ovejas y de las vacas, en el lugar que Jehová escogiere para que habite allí su nombre.

(28) Deuteronomio 16:6
sino en el lugar que Jehová tu Dios escogiere para que habite allí su nombre, sacrificarás la pascua por la tarde a la puesta del sol, a la hora que saliste de Egipto.

(29) Deuteronomio 16:11
Y te alegrarás delante de Jehová tu Dios, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita que habitare en tus ciudades, y el extranjero, el huérfano y la viuda que estuvieren en medio de ti, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner allí su nombre.

(30) Deuteronomio 26:2
entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dios te da, y las pondrás en una canasta, e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre.

(31, 32) Deuteronomio 33:12
A Benjamín dijo: El amado de Jehová habitará confiado cerca de él; lo cubrirá siempre, y entre sus hombrosmorará.

(33) Deuteronomio 33:16
Y con las mejores dádivas de la tierra y su plenitud; y la gracia del que habitó en la zarza venga sobre la cabeza de José, y sobre la frente de aquel que es príncipe entre sus hermanos.

(34) Deuteronomio 33:20
A Gad dijo: Bendito el que hizo ensanchar a Gad; como león reposa, y arrebata brazo y testa.

(35) Deuteronomio 33:28
E Israel habitará confiado, la fuente de Jacob habitará sola en tierra de grano y de vino; también sus cielos destilarán rocío.

(36) Josué 18:1
Toda la congregación de los hijos de Israel se reunió en Silo, y erigieron allí el tabernáculo de reunión, después que la tierra les fue sometida.

(37) Josué 22:19
Si os parece que la tierra de vuestra posesión es inmunda, pasaos a la tierra de la posesión de Jehová, en la cual está el tabernáculo de Jehová, y tomad posesión entre nosotros; pero no os rebeléis contra Jehová, ni os rebeléis contra nosotros, edificándoos altar además del altar de Jehová nuestro Dios.

(38, 39) Jueces 5:17
Galaad se quedó al otro lado del Jordán; y Dan, ¿por qué se estuvo junto a las naves? Se mantuvo Aser a la ribera del mar, y se quedó en sus puertos.

(40) Jueces 8:11
Subiendo, pues, Gedeón por el camino de los que habitaban en tiendas al oriente de Noba y de Jogbeha, atacó el campamento, porque el ejército no estaba en guardia.

(41) 2 Samuel 7:10
Además, yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio,

(42) 1 Reyes 6:13
y habitaré en ella en medio de los hijos de Israel, y no dejaré a mi pueblo Israel.

(43) 1 Reyes 8:12
Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad.

(44) 1 Crónicas 17:9
Asimismo he dispuesto lugar para mi pueblo Israel, y lo he plantado para que habite en él y no sea más removido; ni los hijos de iniquidad lo consumirán más, como antes,

(45) 1 Crónicas 23:25
Porque David dijo: Jehová Dios de Israel ha dado paz a su pueblo Israel, y él habitará en Jerusalén para siempre.

(46) 2 Crónicas 6:1
Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad.

(47) Nehemías 1:9
pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitarallí mi nombre.

(48) Job 3:5
Aféenlo tinieblas y sombra de muerte; repose sobre él nublado que lo haga horrible como día caliginoso.

(49) Job 4:19
¡Cuánto más en los que habitan en casas de barro, cuyos cimientos están en el polvo, y que serán quebrantados por la polilla!

(50) Job 11:14
Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, y no consintieres que more en tu casa la injusticia,

(51) Job 15:28
Y habitó las ciudades asoladas, las casas inhabitadas, que estaban en ruinas.

(52) Job 18:15
En su tienda morará como si no fuese suya; piedra de azufre será esparcida sobre su morada.

(53) Job 26:5
Las sombras tiemblan en lo profundo, los mares y cuanto en ellos  mora.

(54) Job 29:25
Calificaba yo el camino de ellos, y me sentaba entre ellos como el jefe; y moraba como rey en el ejército, como el que consuela a los que lloran.

(55) Job 30:6
Habitaban  en las barrancas de los arroyos, en las cavernas de la tierra, y en las rocas.

(56) Job 37:8
Las bestias entran en su escondrijo, y se están en sus moradas.

(57) Job 38:19
¿Por dónde va el camino a la habitación de la luz, y dónde está el lugar de las tinieblas,
- "in qua via lux hábitet" Vulgata.

(58) Job 39:28
Ella habita y mora en la peña, en la cumbre del peñasco y de la roca.

(59) Salmo 7:5
Persiga el enemigo mi alma, y alcáncela; huelle en tierra mi vida, y mi honra ponga en el polvo. Selah

(60) Salmo 15:1
Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo?

(61) Salmo 16:9
Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; mi carne también reposará confiadamente;

(62) Salmo 37:3
Confía en Jehová, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.

(63) Salmo 37:27
Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para siempre.

(64) Salmo 37:29
Los justos heredarán la tierra, y vivirán para siempre sobre ella.

(65) Salmo 55:6
Y dije: ¡Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría.

(66) Salmo 65:4
Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, para que habite en tus atrios; seremos saciados del bien de tu casa, de tu santo templo.

(67) Salmo 68:6
Dios hace habitar en familia a los desamparados; saca a los cautivos a prosperidad; mas los rebeldes habitan en tierra seca.

(68) Salmo 68:16
¿Por qué observáis, oh montes altos, al monte que deseó Dios para su morada? Ciertamente Jehová habitará en él para siempre.

(69) Salmo 68:18
Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, tomaste dones para los hombres, y también para los rebeldes, para que habite entre ellos JAH Dios.

(70) Salmo 69:36
La descendencia de sus siervos la heredará, y los que aman su nombre habitarán en ella.

(71) Salmo 74:2
Acuérdate de tu congregación, la que adquiriste desde tiempos antiguos, la que redimiste para hacerla la tribu de tu herencia; este monte de Sion, donde has habitado.

(72) Salmo 78:55
Echó las naciones de delante de ellos; con cuerdas repartió sus tierras en heredad, e hizo habitar en sus moradas a las tribus de Israel.

(73) Salmo 78:60
Dejó, por tanto, el tabernáculo de Silo, la tienda en que habitó entre los hombres,

(74) Salmo 85:9
Ciertamente cercana está su salvación a los que le temen, para que habite la gloria en nuestra tierra.

(75) Salmo 94:17
Si no me ayudara Jehová, pronto moraría mi alma en el silencio.

(76) Salmo 102:28
Los hijos de tus siervos habitarán seguros, y su descendencia será establecida delante de ti.

(77) Salmo 104:12
A sus orillas habitan las aves de los cielos; cantan entre las ramas.

(78) Salmo 120:5
¡Ay de mí, que moro en Mesec, y habito entre las tiendas de Cedar!

(79) Salmo 120:6
Mucho tiempo ha morado mi alma con los que aborrecen la paz.

(80) Salmo 135:21
Desde Sion sea bendecido Jehová, quien mora en Jerusalén. Aleluya.

(81) Salmo 139:9
Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del mar,

(82) Provebios 1:33
Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.

(83) Provebios  2:21
Porque los rectos habitarán la tierra, y los perfectos permanecerán en ella,

(84) Provebios  7:11
Alborotadora y rencillosa, sus pies no pueden estar en casa;

(85) Provebios  8:12
Yo, la sabiduría, habito con la cordura, y hallo la ciencia de los consejos.

(86) Proverbios 10:30
El justo no será removido jamás; pero los impíos no habitarán la tierra.

(87) Isaías 8:18
He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.

(88) Isaías 13:20
Nunca más será habitada, ni se morará en ella de generación en generación; ni levantará allí tienda el árabe, ni pastores tendrán allí majada;

(89) Isaías 13:21
sino que dormirán allí las fieras del desierto, y sus casas se llenarán de hurones; allí habitarán avestruces, y allí saltarán las cabras salvajes.

(90) Isaías 18:3
Vosotros, todos los moradores del mundo y habitantes de la tierra, cuando se levante bandera en los montes, mirad; y cuando se toque trompeta, escuchad.

(91) Isaías 26:19
Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos.

(92) Isaías 32:16
Y habitará el juicio en el desierto, y en el campo fértil morará la justicia.

(93) Isaías 33:5
Será exaltado Jehová, el cual mora en las alturas; llenó a Sion de juicio y de justicia.

(94) Isaías 33:16
éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras.

(95) Isaías 34:11
Se adueñarán de ella el pelícano y el erizo, la lechuza y el cuervo morarán en ella; y se extenderá sobre ella cordel de destrucción, y niveles de asolamiento.

(96) Isaías 34:17
Y él les echó suertes, y su mano les repartió con cordel; para siempre la tendrán por heredad; de generación en generación morarán allí.

(97, 98) Isaías 57:15
Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

(99) Isaías 65:9
Sacaré descendencia de Jacob, y de Judá heredero de mis montes; y mis escogidos poseerán por heredad la tierra, y mis siervos habitarán allí.

(100) Jeremías 7:3
Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Mejorad vuestros caminos y vuestras obras, y os haré morar en este lugar.

(101) Jeremías 7:7
os haré morar en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres para siempre.

(102) Jeremías 7:12
Andad ahora a mi lugar en Silo, donde hice morar mi nombre al principio, y ved lo que le hice por la maldad de mi pueblo Israel.

(103) Jeremías 17:6
Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.

(104) Jeremías 23:6
En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.

(105) Jeremías 25:24   
a todos los reyes de Arabia, a todos los reyes de pueblos mezclados que habitan en el desierto;

(106) Jeremías 33:16   
En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará: Jehová, justicia nuestra.

(107) Jeremías 46:26   
Y los entregaré en mano de los que buscan su vida, en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia y en mano de sus siervos; pero después será  habitado  como  en los días pasados, dice Jehová.

(108) Jeremías 48:28   
Abandonad las ciudades y habitad en peñascos, oh moradores de Moab, y sed como la paloma que hace nido en la boca de la caverna.

(109) Jeremías 49:16   
Tu arrogancia te engañó, y la soberbia de tu corazón. Tú que habitas en cavernas de peñas, que tienes la altura del monte, aunque alces como águila tu nido, de allí te haré descender, dice Jehová.

(110) Jeremías 49:31   
Levantaos, subid contra una nación pacífica que vive confiadamente, dice Jehová, que ni tiene puertas ni cerrojos, que vive solitaria.

(111) Jeremías 50:39   
Por tanto, allí morarán fieras del desierto y chacales, morarán también en ella polluelos de avestruz; nunca más será poblada ni se habitará por generaciones y generaciones.

(112) Jeremías 51:13   
Tú, la que moras entre muchas aguas, rica en tesoros, ha venido tu fin, la medida de tu codicia.
- Varianteשכנת /  שכנתי

(113, 114) Ezequiel 17:23
En el monte alto de Israel lo plantaré, y alzará ramas, y dará fruto, y se hará magnífico cedro; y habitarán debajo de él todas las aves de toda especie; a la sombra de sus ramas habitarán.

(115) Ezequiel 31:13
Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo,

(116) Ezequiel 32:4
Y te dejaré en tierra, te echaré sobre la faz del campo, y haré posar sobre ti todas las aves del cielo, y saciaré de ti a las fieras de toda la tierra.

(117) Ezequiel 43:7
y me dijo: Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre; y nunca más profanará la casa de Israel mi santo nombre, ni ellos ni sus reyes, con sus fornicaciones, ni con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos.

(118) Ezequiel 43:9
Ahora arrojarán lejos de mí sus fornicaciones, y los cuerpos muertos de sus reyes, y habitaré en medio de ellos para siempre.

(119) Joel 3:17
Y conoceréis que yo soy Jehová vuestro Dios, que habito en Sion, mi santo monte; y Jerusalén será santa, y extraños no pasarán más por ella.

(120) Joel 3:21
Y limpiaré la sangre de los que no había limpiado; y Jehová morará en Sion.

(121) Abdías 1:3
La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra?

(122) Miqueas 4:10
Duélete y gime, hija de Sion, como mujer que está de parto; porque ahora saldrás de la ciudad y morarás en el campo, y llegarás hasta Babilonia; allí serás librada, allí te redimirá Jehová de la mano de tus enemigos.

(123) Miqueas 7:14
Apacienta tu pueblo con tu cayado, el rebaño de tu heredad, que mora solo en la montaña, en campo fértil; busque pasto en Basán y Galaad, como en el tiempo pasado.

(124) Nahum 3:18
Durmieron tus pastores, oh rey de Asiria, reposaron tus valientes; tu pueblo se derramó por los montes, y no hay quien lo junte.

(125) Zacarías 2:10
Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová.

(126) Zacarías 2:11
Y se unirán muchas naciones a Jehová en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti.

(127) Zacarías 8:3
Así dice Jehová: Yo he restaurado a Sion, y moraré en medio de Jerusalén; y Jerusalén se llamará Ciudad de la Verdad, y el monte de Jehová de los ejércitos, Monte de Santidad.

(128) Zacarías 8:8
y los traeré, y habitarán en medio de Jerusalén; y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios en verdad y en justicia.