Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

62.06. Instrumentos de cuerdas - Lira

En 41 versículos del AT se menciona (42 veces)¹ un instrumento musical que el hebreo denomina kinnor. La RVR traduce 39 veces "arpa" y 3 veces "cítara". La LXX traduce κιθαρα [kithara] 18 veces y 16 veces translitera, κινυρα [kinura]. La Vulgata traduce cithara 40 veces, y lyra dos veces.

La κιθαρα [kithara] de los griegos y la cithara de los romanos era un tipo de "lira". Las traducciones antiguas muestran que este instrumento, que la RVR llama "arpa", era más bien una "lira". La última duda en cuanto a esto desapareció cuando se descubrió que los egipcios llamaban kniniwr a la "lira". Habían tomado la palabra del vocablo semítico kinnor.

Las antiguas representaciones gráficas de Egipto, Mesopotamia y Palestina han conservado la figura de la lira usada en la patria de los israelitas en diferentes épocas. En la famosa pintura mural de Beni Hasán, que representa la llegada a Egipto de 37 amorreos provenientes de Canaán, en torno al año 1900 AC, se ve a un hombre que toca la lira (figura 1).

Como en esa época no se conocían las liras en Egipto, se consideró que este semita constituía una novedad y era digno de ser pintado. La ilustración muestra que el instrumento tenía ocho cuerdas extendidas por encima de la caja de resonancia. Las cuerdas atravesaban un espacio en blanco y se afirmaban en un travesaño. Con la mano derecha el ejecutante tocaba las cuerdas con una púa. Con la izquierda apagaba las cuerdas que no debían sonar.

La siguiente representación pictórica proviene de Palestina misma. En un jarro decorado, aparece una persona que toca la lira. Este jarrón se halló en Meguido, en un nivel ocupado a fines del siglo XI AC (figura 2), o sea en la época de Saúl, cuando David tocaba la lira frente al rey para tranquilizarle la mente perturbada.

Esta lira no es muy diferente de la de Beni Hasán, salvo que la pieza transversal no es paralela con la caja de resonancia sino que está en ángulo. También parecería indicar que durante el transcurso de los ocho siglos pasados desde la pintura de Beni Hasán su forma exterior se había hecho más elegante.

El tercer ejemplo puede apreciarse en un relieve descubierto en Nínive, y que ahora está en el Museo Británico. Este relieve data de la época del rey asirio Senaquerib, enemigo del rey de Judá, Ezequías, en torno al año 700 AC. Aparecen tres semitas que tocan liras mientras van caminando. Los sigue un soldado asirio daga en mano (figura 3). Puesto que los músicos están dibujados tal como se representa a los judíos en los relieves que describen el sitio y la rendición de Laquis, se piensa que estos tres músicos semitas eran cautivos judíos.

No se ve la caja de resonancia, pues está detrás del cuerpo de los músicos. El travesaño es algo diferente de lo que se observa en la lira de Beni Hasán o en la del jarro de Meguido. El tercer músico parecería tocar con el dedo y no con una púa, pero el relieve no es suficientemente claro como para permitir un estudio detallado de los instrumentos y de los músicos.

En monedas judías acuñadas en el siglo II DC, aparecen liras palestinas posteriores (figura 4). Estas tienen una caja de resonancia en forma de olla debajo de un cuerpo ovalado en el cual están fijos los extremos inferiores de las cuerdas. El marco decorado es casi cuadrado.

En los antiguos monumentos egipcios y mesopotámicos hay frecuentes dibujos de personas que tocan la lira (figuras 5 y 6). No es necesario describirlas con mayores detalles, ya que se tiene tanta información acerca de la lira palestina, objeto principal de este estudio.

Por lo que se desprende de las referencias bíblicas, la lira parece haberse considerado como un instrumento popular para expresar gozo y alegría. Fue inventada antes del diluvio (Gén. 4: 21); existía en la casa de Labán (Gén. 31: 27). Como ya se dijo, David tocaba la lira (y no el arpa) ante Saúl (1 Sam. 16: 16, 23).

Era uno de los instrumentos de la orquesta del templo (1 Crón. 15: 16, 21, 28; Neh. 12: 27; etc.), y se menciona con frecuencia en los salmos en que se usaba la lira para alabar a Dios (Sal. 149: 3; 150: 3; etc.). Durante el cautiverio, los hebreos colgaron sus liras en los árboles de Babilonia porque los músicos no podían cantar por causa de su tristeza (Sal. 137: 2).
--------------------------
¹ Génesis 4: 21; 31: 27;
1 Samuel 10: 5; 16: 16 (2 veces); 16: 23;
2 Samuel 6: 5;
1 Reyes 10: 12;
1 Crónicas 13: 8; 15: 16; 15: 21; 15: 28; 16: 5; 25: 1; 25: 3; 25: 6;
2 Crónicas 5: 12; 9: 11; 20: 28; 29: 25;
Nehemías 12: 27;
Job 21: 12; 30: 31;
Salmos 33: 2; 43: 4; 49: 4; 57: 8; 71: 22; 81: 2; 92: 3; 98: 5; 108: 2; 137: 2; 147: 7; 149: 3; 150: 3;
Isaías 5: 12; 16: 11; 23: 16; 24: 8; 30: 32;
Ezequiel 26: 13.