Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

58.11. Medidas de volumen - Introducción

Hasta hace poco había gran incertidumbre respecto de las medidas de áridos y líquidos. Aunque se conocía la relación de unas con otras por medio de declaraciones bíblicas o de la tradición judía fidedigna, era sumamente difícil su conversión a equivalentes modernos. Esto se debía a discrepancias entre las fuentes rabínicas y Josefo respecto a sus valores y porque no se tenía ninguna medida antigua grabada como guía, ya fuera de Palestina o de Siria. Esto explica por qué en casi todos los diccionarios o comentarios bíblicos se dan equivalentes diferentes para estas medidas.

Afortunadamente esta situación ha cambiado, y ahora podemos basar nuestras cifras en algunas medidas grabadas de batos que se han descubierto.

Se halló en Laquis un fragmento de un jarrón que llevaba sobre el asa la inscripción "Bato Real". Otro jarrón de un volumen de 45,33 litros con la impresión grabada "Para el rey, Hebrón", fue reconstruido con varios fragmentos. Aunque el fragmento con la inscripción "Bato Real" era de un jarrón con boca y asa similares, era mucho más pequeño que el jarrón estampado. Sin embargo, C. A. Inge creyó que el jarrón estampado reconstruido contenía un bato preexílico y sugirió igualarlo con 10 galones [unos 38 litros], lo que sería mucho mayor que la medida dada por Josefo u otros escritores acerca de este tema (Palestine Exploration Quarterly, 1941, págs. 106-109).

Proporcionaron más luz sobre este tema los fragmentos de un ánfora grande hallada en Tell Beit Mirsim, con la inscripción "Bato" en uno de ellos.

W. F.Albright hace notar que el fragmento con las palabras "Bato Real" de Laquis y el jarrón con "Bato" de Tell Beit Mirsim son del mismo tamaño, y al ser reconstruidos equivalen a unos 22 litros, mientras que el recipiente estampado más grande de Laquis era del tamaño de dos batos.

Concuerdan con esto un grupo de medidas de piedra que están ahora en el museo Notre Dame de Jerusalén, con un volumen de 21,25 litros (Annual of the American Schools of OrientalResearch, t. 21/22 [1943], págs. 58, 59). Este bato de alrededor de 22 litros, que se aproxima al volumen dado por los rabinos judíos, puede pues ser aceptado como una base razonable de cálculo hasta que se obtenga una evidencia más exacta.