Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

4.09. EL TESTIMONIO DE CRISTO Y LOS APÓSTOLES - I

Cristo no sólo testificó de la existencia de la triple división de la Biblia Hebrea (Luc. 24:44) sino también de que conocía el orden de sucesión de los libros.

El orden de los libros en la Biblia hebrea es muy diferente del de nuestras Biblias modernas. De acuerdo con la triple división de la Biblia Hebrea, la sección Escritos viene al final, con los dos libros de Crónicas (uno en el canon hebreo) al fin del Antiguo Testamento.

Cuando Jesús dijo a los fariseos que se les pediría cuenta por los crímenes cometidos “desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo” (Luc. 11:51; cf. Mat. 23:35), hizo referencia a Abel, el primer mártir, mencionado en el primer libro de la Biblia (Gén. 4:8) y a Zacarías, cuyo martirio se describe en el último libro de la Biblia hebrea (2 Crón. 24:20-22).

Si Jesús hubiera mencionado la palabra “hasta” en un sentido cronológico, habría mencionado al profeta Urías que fue muerto por Joacim más de un siglo después de Zacarías (Jer. 26: 20-23). La declaración de Cristo proporciona pues una clara evidencia de que en sus días el orden de la Biblia hebrea ya estaba firmemente establecido.

Que Zacarías sea llamado el “hijo de Berequías” en Mat. 23:35, pero “hijo” de “Joiada” en 2 Crón. 24:20, no debiera explicarse - como lo hacen algunos comentadores - como resultado de la confusión de Mateo, o de algún copista posterior, con el profeta “Zacarías hijo de Berequías”, que vivió siglos después en el tiempo de Darío I (Zac. 1:1). Joiada, padre de Zacarías, puede haber tenido un segundo nombre, como lo tenían muchos judíos, o Berequías puede haber sido el abuelo materno de Zacarías o bien su verdadero padre y Joiada el abuelo más famoso. La palabra “hijo”, con el significado de “nieto”, era común en la usanza hebrea (ver 2 Rey. 9:2, 20).

Cualquiera sea la interpretación correcta de esta aparente dificultad, los comentadores desde Jerónimo en adelante casi unánimemente han reconocido en el Zacarías mencionado por Jesús al hombre de 2 Crón. 24:20.