Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

Ahab


Verbo
amar


208 veces

(1) Génesis 22:2
Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.

(2) Génesis 24:67
Y la trajo Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer, y la amó; y se consoló Isaac después de la muerte de su madre.

(3, 4) Génesis 25:28
amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza; mas Rebeca amaba a Jacob.

(5) Génesis 27:4
y hazme un guisado como a mí me gusta, y tráemelo, y comeré, para que yo te bendiga antes que muera.

(6) Génesis 27:9
Ve ahora al ganado, y tráeme de allí dos buenos cabritos de las cabras, y haré de ellos viandas para tu padre, como a él le gusta;

(7) Génesis 27:14
Entonces él fue y los tomó, y los trajo a su madre; y su madre hizo guisados, como a su padre le gustaba.

(8) Génesis 29:18
Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor.

(9) Génesis 29:20
Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.

(10) Génesis 29:30
Y se llegó también a Raquel, y la amó también más que a Lea; y sirvió a Labán aún otros siete años.

(11) Génesis 29:32
Y concibió Lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén,porque dijo: Ha mirado Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido.

(12) Génesis 34:3
Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella.

(13) Génesis 37:3
amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores.

(14) Génesis 37:4
Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.

(15) Génesis 44:20
Y nosotros respondimos a mi señor: Tenemos un padre anciano, y un hermano joven, pequeño aún, que le nació en su vejez; y un hermano suyo murió, y él solo quedó de los hijos de su madre; y su padre lo ama.

(16) Éxodo 20:6
y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

(17) Éxodo 21:5
Y si el siervo dijere: Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre;

(18) Levítico 19:18
No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.

(19) Levítico 19:34
Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.

(20) Deuteronomio 4:37
Y por cuanto él amó a tus padres, escogió a su descendencia después de ellos, y te sacó de Egipto con su presencia y con su gran poder,

(21) Deuteronomio 5:10
y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

(22) Deuteronomio 6:5
amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

(23) Deuteronomio 7:9
Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones;

(24) Deuteronomio 7:13
Y te amará, te bendecirá y te multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría.

(25) Deuteronomio 10:12
Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;

(26) Deuteronomio 10:15
Solamente de tus padres se agradó Jehová para amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, a vosotros, de entre todos los pueblos, como en este día.

(27) Deuteronomio 10:18
que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido.

(28) Deuteronomio 10:19
Amaréis, pues, al extranjero; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.

(29) Deuteronomio 11:1
Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos, todos los días.

(30) Deuteronomio 11:13
Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma,

(31) Deuteronomio 11:22
Porque si guardareis cuidadosamente todos estos mandamientos que yo os prescribo para que los cumpláis, y si amareis a Jehová vuestro Dios, andando en todos sus caminos, y siguiéndole a él,

(32) Deuteronomio 13:3
no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma.

(33) Deuteronomio 15:16
Si él te dijere: No te dejaré; porque te ama a ti y a tu casa, y porque le va bien contigo;

(34) Deuteronomio 19:9
siempre y cuando guardares todos estos mandamientos que yo te prescribo hoy, para ponerlos por obra; que ames a Jehová tu Dios y andes en sus caminos todos los días; entonces añadirás tres ciudades más a estas tres,

(35, 36) Deuteronomio 21:15
Si un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra aborrecida, y la amada y la aborrecida le hubieren dado hijos, y el hijo primogénito fuere de la aborrecida;

(37) Deuteronomio 21:16
en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito;

(38) Deuteronomio 23:5
Mas no quiso Jehová tu Dios oír a Balaam; y Jehová tu Dios te convirtió la maldición en bendición, porque Jehová tu Dios te amaba.

(39) Deuteronomio 30:6
Y circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas.

(40) Deuteronomio 30:16
porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.

(41) Deuteronomio 30:20
amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham,Isaac y Jacob, que les había de dar.

(42) Josué 22:5
Solamente que con diligencia cuidéis de cumplir el mandamiento y la ley que Moisés siervo de Jehová os ordenó: que améis a Jehová vuestro Dios, y andéis en todos sus caminos; que guardéis sus mandamientos, y le sigáis a él, y le sirváis de todo vuestro corazón y de toda vuestra alma.

(43) Josué 23:11
Guardad, pues, con diligencia vuestras almas, para que améis a Jehová vuestro Dios.

(44) Jueces 5:31
Así perezcan todos tus enemigos, oh Jehová; mas los que te aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza. Y la tierra reposó cuarenta años.

(45) Jueces 14:16
Y lloró la mujer de Sansón en presencia de él, y dijo: Solamente me aborreces, y no me amas, pues no me declaras el enigma que propusiste a los hijos de mi pueblo. Y él respondió: He aquí que ni a mi padre ni a mi madre lo he declarado, ¿y te lo había de declarar a ti?

(46) Jueces 16:4
Después de esto aconteció que se enamoró de una mujer en el valle de Sorec, la cual se llamaba Dalila.

(47) Jueces 16:15
Y ella le dijo: ¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza.

(48) Ruth 4:15
el cual será restaurador de tu alma, y sustentará tu vejez; pues tu nuera, que te ama, lo ha dado a luz; y ella es de más valor para ti que siete hijos.

(49) 1 Samuel 1:5
Pero a Ana daba una parte escogida; porque amaba a Ana, aunque Jehová no le había concedido tener hijos.

(50) 1 Samuel 16:21
Y viniendo David a Saúl, estuvo delante de él; y él le amó mucho, y le hizo su paje de armas.

(51) 1 Samuel 18:1
Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo.

(52) 1 Samuel 18:16
Mas todo Israel y Judá amaba a David, porque él salía y entraba delante de ellos.

(53) 1 Samuel 18:20
Pero Mical la otra hija de Saúl amaba a David; y fue dicho a Saúl, y le pareció bien a sus ojos.

(54) 1 Samuel 18:22
Y mandó Saúl a sus siervos: Hablad en secreto a David, diciéndole: He aquí el rey te ama, y todos sus siervos te quieren bien; sé, pues, yerno del rey.

(55) 1 Samuel 18:28
Pero Saúl, viendo y considerando que Jehová estaba con David, y que su hija Mical lo amaba,

(56) 1 Samuel 20:17
Y Jonatán hizo jurar a David otra vez, porque le amaba, pues le amaba como [amaba] a sí mismo. 

(57) 2 Samuel 1:23
Saúl y Jonatán, amados y queridos; inseparables en su vida, tampoco en su muerte fueron separados; más ligeros eran que águilas, más fuertes que leones.

(58) 2 Samuel 12:24
Y consoló David a Betsabé su mujer, y llegándose a ella durmió con ella; y ella le dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón, al cual amó Jehová,

(59) 2 Samuel 13:1
Aconteció después de esto, que teniendo Absalón hijo de David una hermana hermosa que se llamaba Tamar, se enamoró de ella Amnón hijo de David.

(60) 2 Samuel 13:4
Y éste le dijo: Hijo del rey, ¿por qué de día en día vas enflaqueciendo así? ¿No me lo descubrirás a mí? Y Amnón le respondió: Yo amo a Tamar la hermana de Absalón mi hermano.

(61) 2 Samuel 13:15
Luego la aborreció Amnón con tan gran aborrecimiento, que el odio con que la aborreció fue mayor que el amor con que la había amado. Y le dijo Amnón: Levántate, y vete.

(62, 63) 2 Samuel 19:6
amando a los que te aborrecen, y aborreciendo a los que te aman; porque hoy has declarado que nada te importan tus príncipes y siervos; pues hoy me has hecho ver claramente que si Absalón viviera, aunque todos nosotros estuviéramos muertos, entonces estarías contento.

(64) 1 Reyes 3:3
Mas Salomón amó a Jehová, andando en los estatutos de su padre David; solamente sacrificaba y quemaba incienso en los lugares altos.

(65) 1 Reyes 5:1
Hiram rey de Tiro envió también sus siervos a Salomón, luego que oyó que lo habían ungido por rey en lugar de su padre; porque Hiram siempre había amado a David.

(66) 1 Reyes 11:1
Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas;

(67) 2 Crónicas 11:21
Pero Roboam amó a Maaca hija de Absalón sobre todas sus mujeres y concubinas; porque tomó dieciocho mujeres y sesenta concubinas, y engendró veintiocho hijos y sesenta hijas.

(68) 2 Crónicas 19:2
Y le salió al encuentro el vidente Jehú hijo de Hanani, y dijo al rey Josafat: ¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová? Pues ha salido de la presencia de Jehová ira contra ti por esto.

(69) 2 Crónicas 20:7
Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia de Abraham tu amigo para siempre?

(70) 2 Crónicas 26:10
Asimismo edificó torres en el desierto, y abrió muchas cisternas; porque tuvo muchos ganados, así en la Sefela como en las vegas, y viñas y labranzas, así en los montes como en los llanos fértiles; porque era amigo de la agricultura.

(71) Nehemías 1:5
Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos;

(72) Nehemías 13:26
¿No pecó por esto Salomón, rey de Israel? Bien que en muchas naciones no hubo rey como él, que era amado de su Dios, y Dios lo había puesto por rey sobre todo Israel, aun a él le hicieron pecar las mujeres extranjeras.

(73) Ester 2:17
Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes; y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti.

(74) Ester 5:10
Pero se refrenó Amán y vino a su casa, y mandó llamar a sus amigos y a Zeres su mujer,

(75) Ester 5:14
Y le dijo Zeres su mujer y todos sus amigos: Hagan una horca de cincuenta codos de altura, y mañana di al rey que cuelguen a Mardoqueo en ella; y entra alegre con el rey al banquete. Y agradó esto a los ojos de Amán, e hizo preparar la horca.

(76) Ester 6:13
Contó luego Amán a Zeres su mujer y a todos sus amigos, todo lo que le había acontecido. Entonces le dijeron sus sabios, y Zeres su mujer: Si de la descendencia de los judíos es ese Mardoqueo delante de quien has comenzado a caer, no lo vencerás, sino que caerás por cierto delante de él.

(77) Job 19:19
Todos mis íntimos amigos me aborrecieron, y los que yo amaba se volvieron contra mí.

(78) Salmo 4:2
Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira?

(79) Salmo 5:11
Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre.


(80) Salmo 11:5
Jehová prueba al justo; pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

(81) Salmo 11:7
Porque Jehová es justo, y ama la justicia; el hombre recto mirará su rostro.

(82) Salmo 26:8
Jehová, la habitación de tu casa he amado, y el lugar de la morada de tu gloria.

(83) Salmo 31:23
Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; a los fieles guarda Jehová, y paga abundantemente al que procede con soberbia.

(84) Salmo 33:5
El ama justicia y juicio; de la misericordia de Jehová está llena la tierra.

(85) Salmo 34:12
¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien?


(86) Salmo 37:28
Porque Jehová ama la rectitud, y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; mas la descendencia de los impíos será destruida.

(87) Salmo 38:11
Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga, y mis cercanos se han alejado.

(88) Salmo 40:16
Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación:     Jehová sea enaltecido.

(89) Salmo 45:7
Has amado la justicia y aborrecido la maldad; por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros.

(90) Salmo 47:4
El nos elegirá nuestras heredades; la hermosura de Jacob, al cual amó.

(91) Salmo 52:3
Amaste el mal más que el bien, la mentira más que la verdad.

(92) Salmo 52:4
Has amado toda suerte de palabras perniciosas, engañosa lengua.

(93) Salmo 69:36
La descendencia de sus siervos la heredará, y los que aman su nombre habitarán en ella.

(94) Salmo 70:4
Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación: Engrandecido sea Dios.

(95) Salmo 78:68
Sino que escogió la tribu de Judá, el monte de Sion, al cual amó.

(96) Salmo 87:2
Ama Jehová las puertas de Sion más que todas las moradas de Jacob.

(97) Salmo 88:18
Has alejado de mí al amigo y al compañero, y a mis conocidos has puesto en tinieblas.

(98) Salmo 97:10
Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; el guarda las almas de sus santos; de mano de los impíos los libra.

(99) Salmo 99:4
Y la gloria del rey ama el juicio; tú confirmas la rectitud; tú has hecho en Jacob juicio y justicia.

(100) Salmo 109:17
Amó la maldición, y ésta le sobrevino; y no quiso la bendición, y ella se alejó de él.

(101) Salmo 116:1
Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis súplicas;

(102) Salmo 119:47
Y me regocijaré en tus mandamientos, los cuales he amado.

(103) Salmo 119:48
Alzaré asimismo mis manos a tus mandamientos que amé, y meditaré en tus estatutos.

(104) Salmo 119:97
¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación.

(105) Salmo 119:113
Aborrezco a los hombres hipócritas; mas amo tu ley.

(106) Salmo 119:119
Como escorias hiciste consumir a todos los impíos de la tierra; por tanto, yo he amado tus testimonios.

(107) Salmo 119:127
Por eso he amado tus mandamientos más que el oro, y más que oro muy puro.

(108) Salmo 119:132
Mírame, y ten misericordia de mí, como acostumbras con los que aman tu nombre.

(109) Salmo 119:140
Sumamente pura es tu palabra, y la ama tu siervo.

(110) Salmo 119:159
Mira, oh Jehová, que amo tus mandamientos; vivifícame conforme a tu misericordia.

(111) Salmo 119:163
La mentira aborrezco y abomino; tu ley amo.

(112) Salmo 119:165
Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo.

(113) Salmo 119:167
Mi alma ha guardado tus testimonios, y los he amado en gran manera.

(114) Salmo 122:6
Pedid por la paz de Jerusalén; sean prosperados los que te aman.

(115) Salmo 145:20
Jehová guarda a todos los que le aman, mas destruirá a todos los impíos.

(116) Salmo 146:8
Jehová abre los ojos a los ciegos; Jehová levanta a los caídos; Jehová ama a los justos.

(117) Proverbios 1:22
¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, y los burladores desearán el burlar, y los insensatos aborrecerán la ciencia?

(118) Proverbios 3:12
Porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere.

(119) Proverbios 4:6
No la dejes, y ella te guardará; ámala, y te conservará.

(120, 121) Proverbios 8:17
Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me buscan.

(122) Proverbios 8:21
Para hacer que los que me aman tengan su heredad, y que yo llene sus tesoros.

(123) Proverbios 8:36
Mas el que peca contra mí, defrauda su alma; todos los que me aborrecen aman la muerte.

(124) Proverbios 9:8
No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca; corrige al sabio, y te amará.

(125, 126) Proverbios 12:1
El que ama la instrucción ama la sabiduría; mas el que aborrece la reprensión es ignorante.

(127) Proverbios 13:24
El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.

(128) Proverbios 14:20
El pobre es odioso aun a su amigo; pero muchos son los que aman al rico.

(129) Proverbios 15:9
Abominación es a Jehová el camino del impío; mas él ama al que sigue justicia.

(130) Proverbios 15:12
El escarnecedor no ama al que le reprende, ni se junta con los sabios.

(131) Proverbios 16:13
Los labios justos son el contentamiento de los reyes, y éstos aman al que habla lo recto.

(132) Proverbios 17:17
En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia.

(133, 134) Proverbios 17:19
El que ama la disputa, ama la transgresión; y el que abre demasiado la puerta busca su ruina.

(135) Proverbios 18:21
La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

(136) Proverbios 18:24
El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.

(137) Proverbios 19:8
El que posee entendimiento ama su alma; el que guarda la inteligencia hallará el bien.

(138) Proverbios 20:13
No ames el sueño, para que no te empobrezcas; abre tus ojos, y te saciarás de pan.

(139, 140) Proverbios 21:17
Hombre necesitado será el que ama el deleite, y el que ama el vino y los ungüentos no se enriquecerá.

(141) Proverbios 22:11
El que ama la limpieza de corazón, por la gracia de sus labios tendrá la amistad del rey.

(142) Proverbios 27:6
Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece.

(143) Proverbios 29:3
El hombre que ama la sabiduría alegra a su padre; mas el que frecuenta rameras perderá los bienes.

(144) Eclesiastés 3:8
tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

(145, 146) Eclesiastés 5:10
El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad.

(147) Eclesiastés 9:9
Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.

(148) Cantares 1:3
A más del olor de tus suaves ungüentos, tu nombre es como ung:uento derramado; por eso las doncellas te aman.

(149) Cantares 1:4
Atráeme; en pos de ti correremos. El rey me ha metido en sus cámaras;  nos gozaremos y alegraremos en ti; nos acordaremos de tus amores más que del vino; con razón te aman.

(150) Cantares 1:7
Hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, dónde apacientas, dónde sesteas al mediodía; pues ¿por qué había de estar yo como errante junto a los rebaños de tus compañeros?

(151) Cantares 3:1
Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma; lo busqué, y no lo hallé.

(152) Cantares 3:2
Y dije: Me levantaré ahora, y rodearé por la ciudad; por las calles y por las plazas buscaré al que ama mi alma; lo busqué, y no lo hallé.

(153) Cantares 3:3
Me hallaron los guardas que rondan la ciudad, y les dije: ¿Habéis visto al que ama mi alma?

(154) Cantares 3:4
Apenas hube pasado de ellos un poco, hallé luego al que ama mi alma; lo así, y no lo dejé, hasta que lo metí en casa de mi madre, y en la cámara de la que me dio a luz.

(155) Isaías 1:23
Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno, y van tras las recompensas; no hacen justicia al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda.

(156) Isaías 41:8
Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.

(157) Isaías 43:4
Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

(158) Isaías 48:14
Juntaos todos vosotros, y oíd. ¿Quién hay entre ellos que anuncie estas cosas? Aquel a quien Jehová amó ejecutará su voluntad en Babilonia, y su brazo estará sobre los caldeos.

(159) Isaías 56:6
Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo, y abracen mi pacto,

(160) Isaías 56:10
Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir.

(161) Isaías 57:8
Y tras la puerta y el umbral pusiste tu recuerdo; porque a otro, y no a mí, te descubriste, y subiste, y ensanchaste tu cama, e hiciste con ellos pacto; amaste su cama dondequiera que la veías.

(162) Isaías 61:8
Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto perpetuo.

(163) Isaías 66:10
Alegraos con Jerusalén, y gozaos con ella, todos los que la amáis; llenaos con ella de gozo, todos los que os enlutáis por ella;

(164) Jeremías 2:25
Guarda tus pies de andar descalzos, y tu garganta de la sed. Mas dijiste: No hay remedio en ninguna manera, porque a extraños he amado, y tras ellos he de ir.

(165) Jeremías 5:31
los profetas profetizaron mentira, y los sacerdotes dirigían por manos de ellos; y mi pueblo así lo quiso. ¿Qué, pues, haréis cuando llegue el fin?

(166) Jeremías 8:2
y los esparcirán al sol y a la luna y a todo el ejército del cielo, a quienes amaron y a quienes sirvieron, en pos de quienes anduvieron, a quienes preguntaron, y ante quienes se postraron. No serán recogidos ni enterrados; serán como estiércol sobre la faz de la tierra.

(167) Jeremías 14:10
Así ha dicho Jehová acerca de este pueblo: Se deleitaron en vagar, y no dieron reposo a sus pies; por tanto, Jehová no se agrada de ellos; se acordará ahora de su maldad, y castigará sus pecados.

(168) Jeremías 20:4
Porque así ha dicho Jehová: He aquí, haré que seas un terror a ti mismo y a todos los que bien te quieren, y caerán por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo verán; y a todo Judá entregaré en manos del rey de Babilonia, y los llevará cautivos a Babilonia, y los matará a espada.

(169) Jeremías 20:6
Y tú, Pasur, y todos los moradores de tu casa iréis cautivos; entrarás en Babilonia, y allí morirás, y allí serás enterrado tú, y todos los que bien te quieren, a los cuales has profetizado con mentira.

(170) Jeremías 22:20
Sube al Líbano y clama, y en Basán da tu voz, y grita hacia todas partes; porque todos tus enamorados son destruidos.

(171) Jeremías 22:22
A todos tus pastores pastoreará el viento, y tus enamorados irán en cautiverio; entonces te avergonzarás y te confundirás a causa de toda tu maldad.

(172) Jeremías 30:14
Todos tus enamorados te olvidaron; no te buscan; porque como hiere un enemigo te herí, con azote de adversario cruel, a causa de la magnitud de tu maldad y de la multitud de tus pecados.

(173) Jeremías 31:3
Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

(174) Lamentaciones 1:2
Amargamente llora en la noche, y sus lágrimas están en sus mejillas. No tiene quien la consuele de todos sus amantes; todos sus amigos le faltaron, se le volvieron enemigos.

(175) Lamentaciones 1:19
Di voces a mis amantes, mas ellos me han engañado; mis sacerdotes y mis ancianos en la ciudad perecieron, buscando comida para sí con que entretener su vida.

(176) Ezequiel 16:33
A todas las rameras les dan dones; mas tú diste tus dones a todos tus enamorados; y les diste presentes, para que de todas partes se llegasen a ti en tus fornicaciones.

(177) Ezequiel 16:36
Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto han sido descubiertas tus desnudeces en tus fornicaciones, y tu confusión ha sido manifestada a tus enamorados, y a los ídolos de tus abominaciones, y en la sangre de tus hijos, los cuales les diste;

(178, 179) Ezequiel 16:37
por tanto, he aquí que yo reuniré a todos tus enamorados con los cuales tomaste placer, y a todos los que amaste, con todos los que aborreciste; y los reuniré alrededor de ti y les descubriré tu desnudez, y ellos verán toda tu desnudez.

(180) Ezequiel 23:5
Y Ahola cometió fornicación aun estando en mi poder; y se enamoró de sus amantes los asirios, vecinos suyos,

(181) Ezequiel 23:9
Por lo cual la entregué en mano de sus amantes, en mano de los hijos de los asirios, de quienes se había enamorado.

(182) Ezequiel 23:22
Por tanto, Aholiba, así ha dicho Jehová el Señor: He aquí que yo suscitaré contra ti a tus amantes, de los cuales se hastió tu alma, y les haré venir contra ti en derredor;

(183) Daniel 9:4
Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos;

(184) Oseas 2:5
Porque su madre se prostituyó; la que los dio a luz se deshonró, porque dijo: Iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida.

(185) Oseas 2:7
Seguirá a sus amantes, y no los alcanzará; los buscará, y no los hallará. Entonces dirá: Iré y me volveré a mi primer marido; porque mejor me iba entonces que ahora.

(186) Oseas 2:10
Y ahora descubriré yo su locura delante de los ojos de sus amantes, y nadie la librará de mi mano.

(187) Oseas 2:12
Y haré talar sus vides y sus higueras, de las cuales dijo: Mi salario son, salario que me han dado mis amantes. Y las reduciré a un matorral, y las comerán las bestias del campo.

(188) Oseas 2:13
Y la castigaré por los días en que incensaba a los baales, y se adornaba de sus zarcillos y de sus joyeles, y se iba tras sus amantes y se olvidaba de mí, dice Jehová.

(189, 190, 191) Oseas 3:1
Me dijo otra vez Jehová: Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran a dioses ajenos, y aman tortas de pasas.

(192) Oseas 4:18
Su bebida se corrompió; fornicaron sin cesar; sus príncipes amaron lo que avergüenza.

(193) Oseas 9:1
No te alegres, oh Israel, hasta saltar de gozo como los pueblos, pues has fornicado apartándote de tu Dios; amaste salario de ramera en todas las eras de trigo.

(194) Oseas 9:10
Como uvas en el desierto hallé a Israel; como la fruta temprana de la higuera en su principio vi a vuestros padres. Ellos acudieron a Baal-peor, se apartaron para vergüenza, y se hicieron abominables como aquello que amaron.

(195) Oseas 10:11
Efraín es novilla domada, que le gusta trillar, mas yo pasaré sobre su lozana cerviz; haré llevar yugo a Efraín; arará Judá, quebrará sus terrones Jacob.

(196) Oseas 11:1
Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo.

(197) Oseas 12:7
Mercader que tiene en su mano peso falso, amador de opresión,

(198) Oseas 14:4
Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.

(199) Amós 4:5
Y ofreced sacrificio de alabanza con pan leudado, y proclamad, publicad ofrendas voluntarias, pues que así lo queréis, hijos de Israel, dice Jehová el Señor.

(200) Amós 5:15
Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José.

(201) Miqueas 3:2
Vosotros que aborrecéis lo bueno y amáis lo malo, que les quitáis su piel y su carne de sobre los huesos;

(202) Zacarías 8:17
Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová.

(203) Zacarías 8:19
Así ha dicho Jehová de los ejércitos: El ayuno del cuarto mes, el ayuno del quinto, el ayuno del séptimo, y el ayuno del décimo, se convertirán para la casa de Judá en gozo y alegría, y en festivas solemnidades. Amad, pues, la verdad y la paz.

(204) Zacarías 13:6
Y le preguntarán: ¿Qué heridas son estas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fui herido en casa de mis amigos.

(205, 206, 207) Malaquías 1:2
Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob,

(208) Malaquías 2:11
Prevaricó Judá, y en Israel y en Jerusalén se ha cometido abominación; porque Judá ha profanado el santuario de Jehová que él amó, y se casó con hija de dios extraño.