Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

Chesed ¹

Sustantivo Masculino


amor, bondad, amabilidad, fidelidad, misericordia, gracia, justicia, gloria
(ver nota adicional abajo)
245 veces
(1) Génesis 19:19             
He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea que me alcance el mal, y muera.

(2) Génesis 20:13             
Y cuando Dios me hizo salir errante de la casa de mi padre, yo le dije: Esta es la merced que tú harás conmigo, que en todos los lugares adonde lleguemos, digas de mí: Mi hermano es.

(3) Génesis 21:23             
Ahora, pues, júrame aquí por Dios, que no faltarás a mí, ni a mi hijo ni a mi nieto, sino que conforme a la bondad que yo hice contigo, harás tú conmigo, y con la tierra en donde has morado.

(4) Génesis 24:12             
Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham.

(5) Génesis 24:14             
Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor.

(6) Génesis 24:27             
y dijo: Bendito sea Jehová, Dios de mi amo Abraham, que no apartó de mi amo su misericordia y su verdad, guiándome Jehová en el camino a casa de los hermanos de mi amo.

(7) Génesis 24:49             
Ahora, pues, si vosotros hacéis misericordia y verdad con mi señor, declarádmelo; y si no, declarádmelo; y me iré a la diestra o a la siniestra.

(8) Génesis 32:10             
menor soy que todas las misericordias y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; pues con mi cayado pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos campamentos.

(9) Génesis 39:21             
Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.

(10) Génesis 40:14          
Acuérdate, pues, de mí cuando tengas ese bien, y te ruego que uses conmigo de misericordia, y hagas mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.

(11) Génesis 47:29          
Y llegaron los días de Israel para morir, y llamó a José su hijo, y le dijo: Si he hallado ahora gracia en tus ojos, te ruego que pongas tu mano debajo de mi muslo, y harás conmigo misericordia y verdad. Te ruego que no me entierres en Egipto.

(12) Éxodo 15:13              
Condujiste en tu misericordia a este pueblo que redimiste; lo llevaste con tu poder a tu santa morada.

(13) Éxodo 20:6 
y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

(14) Éxodo 34:6 
Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad;

(15) Éxodo 34:7 
que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación.

(16) Números 14:18        
Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos.

(17) Números 14:19        
Perdona ahora la iniquidad de este pueblo según la grandeza de tu misericordia, y como has perdonado a este pueblo desde Egipto hasta aquí.

(18) Deuteronomio 5:10 
y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

(19) Deuteronomio 7:9    
Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones;

(20) Deuteronomio 7:12 
Y por haber oído estos decretos y haberlos guardado y puesto por obra, Jehová tu Dios guardará contigo el pacto y la misericordia que juró a tus padres.

(21, 22) Josué 2:12          
Os ruego pues, ahora, que me juréis por Jehová, que como he hecho misericordia con vosotros, así la haréis vosotros [misericordia] con la casa de mi padre, de lo cual me daréis una señal segura; 

(23) Josué 2:14 
Ellos le respondieron: Nuestra vida responderá por la vuestra, si no denunciareis este asunto nuestro; y cuando Jehová nos haya dado la tierra, nosotros haremos contigo misericordia y verdad.

(24) Jueces 1:24              
Y los que espiaban vieron a un hombre que salía de la ciudad, y le dijeron: Muéstranos ahora la entrada de la ciudad, y haremos contigo misericordia.

(25) Jueces 8:35              
ni se mostraron agradecidos con la casa de Jerobaal, el cual es Gedeón, conforme a todo el bien que él había hecho a Israel.

(26) Rut 1:8        
Y Noemí dijo a sus dos nueras: Andad, volveos cada una a la casa de su madre; Jehová haga con vosotrasmisericordia, como la habéis hecho con los muertos y conmigo.

(27) Rut 2:20      
Y dijo Noemí a su nuera: Sea él bendito de Jehová, pues que no ha rehusado a los vivos la benevolencia que tuvo para con los que han muerto. Después le dijo Noemí: Nuestro pariente es aquel varón, y uno de los que pueden redimirnos.

(28) Rut 3:10      
Y él dijo: Bendita seas tú de Jehová, hija mía; has hecho mejor tu postrera bondad que la primera, no yendo en busca de los jóvenes, sean pobres o ricos.

(29) 1 Samuel 15:6
Y dijo Saúl a los ceneos: Idos, apartaos y salid de entre los de Amalec, para que no os destruya juntamente con ellos; porque vosotros mostrasteis misericordia a todos los hijos de Israel, cuando subían de Egipto. Y se apartaron los ceneos de entre los hijos de Amalec.

(30) 1 Samuel 20:8
Harás, pues, misericordia con tu siervo, ya que has hecho entrar a tu siervo en pacto de Jehová contigo; y si hay maldad en mí, mátame tú, pues no hay necesidad de llevarme hasta tu padre.

(31) 1 Samuel 20:14
Y si yo viviere, harás conmigo misericordia de Jehová, para que no muera,

(32) 1 Samuel 20:15
y no apartarás tu misericordia de mi casa para siempre. Cuando Jehová haya cortado uno por uno los enemigos de David de la tierra, no dejes que el nombre de Jonatán sea quitado de la casa de David.

(33) 2 Samuel 2:5             
Entonces envió David mensajeros a los de Jabes de Galaad, diciéndoles: Benditos seáis vosotros de Jehová, que habéis hecho esta misericordia con vuestro señor, con Saúl, dándole sepultura.

(34) 2 Samuel 2:6             
Ahora, pues, Jehová haga con vosotros misericordia y verdad; y yo también os haré bien por esto que habéis hecho.

(35) 2 Samuel 3:8             
Y se enojó Abner en gran manera por las palabras de Is-boset, y dijo: ¿Soy yo cabeza de perro que pertenezca a Judá? Yo he hecho hoy misericordia con la casa de Saúl tu padre, con sus hermanos y con sus amigos, y no te he entregado en mano de David; ¿y tú me haces hoy cargo del pecado de esta mujer?

(36) 2 Samuel 7:15           
pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti.

(37) 2 Samuel 9:1             
Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?

(38) 2 Samuel 9:3             
El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.


(39) 2 Samuel 9:7             
Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.


(40, 41) 2 Samuel 10:2    
Y dijo David: Yo haré misericordia con Hanún hijo de Nahas, como su padre la [misericordia] hizo conmigo. Y envió David sus siervos para consolarlo por su padre. Mas llegados los siervos de David a la tierra de los hijos de Amón,

(42) 2 Samuel 15:20        
Ayer viniste, ¿y he de hacer hoy que te muevas para ir con nosotros? En cuanto a mí, yo iré a donde pueda ir; tú vuélvete, y haz volver a tus hermanos; y Jehová te muestre amor permanente y fidelidad.

(43) 2 Samuel 16:17        
Y Absalón dijo a Husai: ¿Es este tu agradecimiento para con tu amigo? ¿Por qué no fuiste con tu amigo?

(44) 2 Samuel 22:51        
El salva gloriosamente a su rey, y usa de misericordia para con su ungido, a David y a su descendencia para siempre.

(45) 1 Reyes 2:7
Mas a los hijos de Barzilai galaadita harás misericordia, que sean de los convidados a tu mesa; porque ellos vinieron de esta manera a mí, cuando iba huyendo de Absalón tu hermano.

(46, 47) 1 Reyes 3:6         
Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, porque él anduvo delante de ti en verdad, en justicia, y con rectitud de corazón para contigo; y tú le has reservado esta tu gran misericordia, en que le diste hijo que se sentase en su trono, como sucede en este día.

(48) 1 Reyes 8:23             
dijo: Jehová Dios de Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra, que guardas el pacto y la  misericordia a tus siervos, los que andan delante de ti con todo su corazón;

(49) 1 Reyes 20:31           
Entonces sus siervos le dijeron: He aquí, hemos oído de los reyes de la casa de Israel, que son reyes clementes; pongamos, pues, ahora cilicio en nuestros lomos, y sogas en nuestros cuellos, y salgamos al rey de Israel, a ver si por ventura te salva la vida.

(50) 1 Crónicas 16:34     
Aclamad a Jehová, porque él es bueno; porque su misericordia es eterna.

(51) 1 Crónicas 16:41     
y con ellos a Hemán, a Jedutún y a los otros escogidos declarados por sus nombres, para glorificar a Jehová, porque es eterna su misericordia.

(52) 1 Crónicas 17:13     
Yo le seré por padre, y él me será por hijo; y no quitaré de él mi misericordia, como la quité de aquel que fue antes de ti;

(53, 54) 1 Crónicas 19:2 
Y dijo David: Manifestaré misericordia con Hanún hijo de Nahas, porque también su padre me mostró misericordia. Así David envió embajadores que lo consolasen de la muerte de su padre. Pero cuando llegaron los siervos de David a la tierra de los hijos de Amón a Hanún, para consolarle,

(55) 2 Crónicas 1:8          
Y Salomón dijo a Dios: Tú has tenido con David mi padre gran misericordia, y a mí me has puesto por rey en lugar suyo.

(56) 2 Crónicas 5:13        
cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos a una, para alabar y dar gracias a Jehová, y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa de Jehová.

(57) 2 Crónicas 6:14        
Jehová Dios de Israel, no hay Dios semejante a ti en el cielo ni en la tierra, que guardas el pacto y lamisericordia con tus siervos que caminan delante de ti de todo su corazón;

(58) 2 Crónicas 6:42        
Jehová Dios, no rechaces a tu ungido; acuérdate de tus misericordias para con David tu siervo.

(59) 2 Crónicas 7:3          
Cuando vieron todos los hijos de Israel descender el fuego y la gloria de Jehová sobre la casa, se postraron sobre sus rostros en el pavimento y adoraron, y alabaron a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, y su misericordia es para siempre.

(60) 2 Crónicas 7:6          
Y los sacerdotes desempeñaban su ministerio; también los levitas, con los instrumentos de música de Jehová, los cuales había hecho el rey David para alabar a Jehová porque su misericordia es para siempre, cuando David alababa por medio de ellos. Asimismo los sacerdotes tocaban trompetas delante de ellos, y todo Israel estaba en pie.

(61) 2 Crónicas 20:21     
Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen y alabasen a Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, y que dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre.

(62) 2 Crónicas 24:22     
Así el rey Joás no se acordó de la misericordia que Joiada padre de Zacarías había hecho con él, antes mató a su hijo, quien dijo al morir: Jehová lo vea y lo demande.

(63) 2 Crónicas 32:32     
Los demás hechos de Ezequías, y sus misericordias, he aquí todos están escritos en la profecía del profeta Isaías hijo de Amoz, en el libro de los reyes de Judá y de Israel.

(64) 2 Crónicas 35:26     
Los demás hechos de Josías, y sus obras piadosas conforme a lo que está escrito en la ley de Jehová,

(65) Esdras 3:11               
Y cantaban, alabando y dando gracias a Jehová, y diciendo: Porque él es bueno, porque para siempre es sumisericordia sobre Israel. Y todo el pueblo aclamaba con gran júbilo, alabando a Jehová porque se echaban los cimientos de la casa de Jehová.

(66) Esdras 7:28               
e inclinó hacia mí su misericordia delante del rey y de sus consejeros, y de todos los príncipes poderosos del rey. Y yo, fortalecido por la mano de mi Dios sobre mí, reuní a los principales de Israel para que subiesen conmigo.

(67) Esdras 9:9 
Porque siervos somos; mas en nuestra servidumbre no nos ha desamparado nuestro Dios, sino que inclinó sobre nosotros su misericordia delante de los reyes de Persia, para que se nos diese vida para levantar la casa de nuestro Dios y restaurar sus ruinas, y darnos protección en Judá y en Jerusalén.

(68) Nehemías 1:5           
Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos;

(69) Nehemías 9:17         
No quisieron oír, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho con ellos; antes endurecieron su cerviz, y en su rebelión pensaron poner caudillo para volverse a su servidumbre. Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso, tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste.

(70) Nehemías 9:32         
Ahora pues, Dios nuestro, Dios grande, fuerte, temible, que guardas el pacto y la misericordia, no sea tenido en poco delante de ti todo el sufrimiento que ha alcanzado a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas, a nuestros padres y a todo tu pueblo, desde los días de los reyes de Asiria hasta este día.

(71) Nehemías 13:14       
Acuérdate de mí, oh Dios, en orden a esto, y no borres mis misericordias que hice en la casa de mi Dios, y en su servicio.

(72) Nehemías 13:22       
Y dije a los levitas que se purificasen y viniesen a guardar las puertas, para santificar el día del reposo. También por esto acuérdate de mí, Dios mío, y perdóname según la grandeza de tu misericordia.

(73) Ester 2:9     
Y la doncella agradó a sus ojos, y halló gracia delante de él, por lo que hizo darle prontamente atavíos y alimentos, y le dio también siete doncellas especiales de la casa del rey; y la llevó con sus doncellas a lo mejor de la casa de las mujeres.

(74) Ester 2:17  
Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes; y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti.

(75) Job 6:14      
El atribulado es consolado por su compañero; aun aquel que abandona el temor del Omnipotente.

(76) Job 10:12   
Vida y misericordia me concediste, y tu cuidado guardó mi espíritu.

(77) Job 37:13   
Unas veces por azote, otras por causa de su tierra, otras por misericordia las hará venir.

(78) Salmo 5:7   
Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa; adoraré hacia tu santo templo en tu temor.

(79) Salmo 6:4   
Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; sálvame por tu misericordia.

(80) Salmo 13:5 
Mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en tu salvación.

(81) Salmo 17:7 
Muestra tus maravillosas misericordias, tú que salvas a los que se refugian a tu diestra, De los que se levantan contra ellos.

(82) Salmo 18:50              
Grandes triunfos da a su rey, y hace misericordia a su ungido, a David y a su descendencia, para siempre.

(83) Salmo 21:7 
Por cuanto el rey confía en Jehová, y en la misericordia del Altísimo, no será conmovido.

(84) Salmo 23:6 
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días.

(85) Salmo 25:6 
Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, que son perpetuas.

(86) Salmo 25:7 
De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; conforme a tu misericordia acuérdate de mí, por tu bondad, oh Jehová.

(87) Salmo 25:10              
Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, para los que guardan su pacto y sus testimonios.

(88) Salmo 26:3 
Porque tu misericordia está delante de mis ojos, y ando en tu verdad.

(89) Salmo 31:7 
Me gozaré y alegraré en tu misericordia, porque has visto mi aflicción; has conocido mi alma en las angustias.

(90) Salmo 31:16              
Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo; sálvame por tu misericordia.

(91) Salmo 31:21              
Bendito sea Jehová, porque ha hecho maravillosa su misericordia para conmigo en ciudad fortificada.

(92) Salmo 32:10              
Muchos dolores habrá para el impío; Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia.

(93) Salmo 33:5 
El ama justicia y juicio; de la misericordia de Jehová está llena la tierra.

(94) Salmo 33:18              
He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia,

(95) Salmo 33:22              
Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, según esperamos en ti.

(96) Salmo 36:5 
Jehová, hasta los cielos llega tu misericordia, y tu fidelidad alcanza hasta las nubes.

(97) Salmo 36:7 
¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.

(98) Salmo 36:10              
Extiende tu misericordia a los que te conocen, y tu justicia a los rectos de corazón.

(99) Salmo 40:10              
No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; he publicado tu fidelidad y tu salvación; no oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea.

(100) Salmo 40:11            
Jehová, no retengas de mí tus misericordias; tu misericordia y tu verdad me guarden siempre.

(101) Salmo 42:8              
Pero de día mandará Jehová su misericordia, y de noche su cántico estará conmigo, Y mi oración al Dios de mi vida.

(102) Salmo 44:26            
Levántate para ayudarnos, y redímenos por causa de tu misericordia.

(103) Salmo 48:9
Nos acordamos de tu misericordia, oh Dios, en medio de tu templo.

(104) Salmo 51:1
Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.

(105) Salmo 52:1
¿Por qué te jactas de maldad, oh poderoso? La misericordia de Dios es continua.

(106) Salmo 52:8
Pero yo estoy como olivo verde en la casa de Dios; en la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre.

(107) Salmo 57:3
El enviará desde los cielos, y me salvará De la infamia del que me acosa; Selah Dios enviará su misericordiay su verdad.

(108) Salmo 57:10
Porque grande es hasta los cielos tu misericordia, y hasta las nubes tu verdad.

(109) Salmo 59:10
El Dios de mi misericordia irá delante de mí; Dios hará que vea en mis enemigos mi deseo.

(110) Salmo 59:16
Pero yo cantaré de tu poder, y alabaré de mañana tu misericordia; porque has sido mi amparo y refugio en el día de mi angustia.

(111) Salmo 59:17            
Fortaleza mía, a ti cantaré; porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia.

(112) Salmo 61:7              
Estará para siempre delante de Dios; prepara misericordia y verdad para que lo conserven.

(113) Salmo 62:12            
Y tuya, oh Señor, es la misericordia; porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.

(114) Salmo 63:3              
Porque mejor es tu misericordia que la vida; mis labios te alabarán.

(115) Salmo 66:20            
Bendito sea Dios, que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.

(116) Salmo 69:13            
Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad; Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia, por la verdad de tu salvación, escúchame.

(117) Salmo 69:16            
Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia; mírame conforme a la multitud de tus piedades.

(118) Salmo 77:8              
¿Ha cesado para siempre su misericordia? ¿Se ha acabado perpetuamente su promesa?

(119) Salmo 85:7              
Muéstranos, oh Jehová, tu misericordia, y danos tu salvación.

(120) Salmo 85:10            
La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron.

(121) Salmo 86:5              
Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

(122) Salmo 86:13            
Porque tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma de las profundidades del Seol.

(123) Salmo 86:15            
Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad,

(124) Salmo 88:11            
¿Será contada en el sepulcro tu misericordia, o tu verdad en el Abadón?

(125) Salmo 89:1              
Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente; de generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca.

(126) Salmo 89:2              
Porque dije: Para siempre será edificada misericordia; en los cielos mismos afirmarás tu verdad.

(127) Salmo 89:14            
Justicia y juicio son el cimiento de tu trono; misericordia y verdad van delante de tu rostro.

(128) Salmo 89:24            
Mi verdad y mi misericordia estarán con él, y en mi nombre será exaltado su poder.

(129) Salmo 89:28            
Para siempre le conservaré mi misericordia, y mi pacto será firme con él.

(130) Salmo 89:33            
Mas no quitaré de él mi misericordia, ni falsearé mi verdad.

(131) Salmo 89:49            
Señor, ¿dónde están tus antiguas misericordias, que juraste a David por tu verdad?

(132) Salmo 90:14            
De mañana sácianos de tu misericordia, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.

(133) Salmo 92:2              
Anunciar por la mañana tu misericordia, y tu fidelidad cada noche,

(134) Salmo 94:18            
Cuando yo decía: Mi pie resbala, tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba.

(135) Salmo 98:3              
Se ha acordado de su misericordia y de su verdad para con la casa de Israel; todos los términos de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios.

(136) Salmo 100:5            
Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.

(137) Salmo 101:1            
Misericordia y juicio cantaré; a ti cantaré yo, oh Jehová.

(138) Salmo 103:4            
El que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias;

(139) Salmo 103:8            
Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia.

(140) Salmo 103:11         
Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, engrandeció su misericordia sobre los que le temen.

(141) Salmo 103:17         
Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos;

(142) Salmo 106:1            
Aleluya. Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.

(143) Salmo 106:7            
Nuestros padres en Egipto no entendieron tus maravillas; no se acordaron de la muchedumbre de tus misericordias, sino que se rebelaron junto al mar, el Mar Rojo.

(144) Salmo 106:45         
Y se acordaba de su pacto con ellos, y se arrepentía conforme a la muchedumbre de sus misericordias.

(145) Salmo 107:1            
Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.

(146) Salmo 107:8            
Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

(147) Salmo 107:15         
Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

(148) Salmo 107:21         
Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres;

(149) Salmo 107:31         
Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres.

(150) Salmo 107:43         
¿Quién es sabio y guardará estas cosas, y entenderá las misericordias de Jehová?

(151) Salmo 108:4            
Porque más grande que los cielos es tu misericordia, Y hasta los cielos tu verdad.

(152) Salmo 109:12         
No tenga quien le haga misericordia, ni haya quien tenga compasión de sus huérfanos.

(153) Salmo 109:16         
Por cuanto no se acordó de hacer misericordia, y persiguió al hombre afligido y menesteroso, al quebrantado de corazón, para darle muerte.

(154) Salmo 109:21         
Y tú, Jehová, Señor mío, favoréceme por amor de tu nombre; líbrame, porque tu misericordia es buena.

(155) Salmo 109:26         
Ayúdame, Jehová Dios mío; sálvame conforme a tu misericordia.

(156) Salmo 115:1            
No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria, por tu misericordia, por tu verdad.

(157) Salmo 117:2            
Porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia, y la fidelidad de Jehová es para siempre. Aleluya.

(158) Salmo 118:1            
Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.

(159) Salmo 118:2            
Diga ahora Israel, que para siempre es su misericordia.

(160) Salmo 118:3            
Diga ahora la casa de Aarón, que para siempre es su misericordia.

(161) Salmo 118:4            
Digan ahora los que temen a Jehová, que para siempre es su misericordia.

(162) Salmo 118:29         
Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.

(163) Salmo 119:41         
Venga a mí tu misericordia, oh Jehová; tu salvación, conforme a tu dicho.

(164) Salmo 119:64         
De tu misericordia, oh Jehová, está llena la tierra; enséñame tus estatutos.

(165) Salmo 119:76         
Sea ahora tu misericordia para consolarme, conforme a lo que has dicho a tu siervo.

(166) Salmo 119:88         
Vivifícame conforme a tu misericordia, y guardaré los testimonios de tu boca.

(167) Salmo 119:124       
Haz con tu siervo según tu misericordia, y enséñame tus estatutos.

(168) Salmo 119:149       
Oye mi voz conforme a tu misericordia; Oh Jehová, vivifícame conforme a tu juicio.

(169) Salmo 119:159       
Mira, oh Jehová, que amo tus mandamientos; vivifícame conforme a tu misericordia.

(170) Salmo 130:7            
Espere Israel a Jehová, porque en Jehová hay misericordia, y abundante redención con él;

(171) Salmo 136:1            
Alabad a Jehová, porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia.

(172) Salmo 136:2            
Alabad al Dios de los dioses, porque para siempre es su misericordia.

(173) Salmo 136:3            
Alabad al Señor de los señores, porque para siempre es su misericordia.

(174) Salmo 136:4            
Al único que hace grandes maravillas, porque para siempre es su misericordia.

(175) Salmo 136:5            
Al que hizo los cielos con entendimiento, porque para siempre es su misericordia.

(176) Salmo 136:6            
Al que extendió la tierra sobre las aguas, porque para siempre es su misericordia.

(177) Salmo 136:7            
Al que hizo las grandes lumbreras, porque para siempre es su misericordia.

(178) Salmo 136:8            
El sol para que señorease en el día, porque para siempre es su misericordia.

(179) Salmo 136:9            
La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche, porque para siempre es su misericordia.

(180) Salmo 136:10         
Al que hirió a Egipto en sus primogénitos, porque para siempre es su misericordia.

(181) Salmo 136:11         
Al que sacó a Israel de en medio de ellos, porque para siempre es su misericordia.

(182) Salmo 136:12         
Con mano fuerte, y brazo extendido, porque para siempre es su misericordia.

(183) Salmo 136:13         
Al que dividió el Mar Rojo en partes, porque para siempre es su misericordia;

(184) Salmo 136:14         
E hizo pasar a Israel por en medio de él, porque para siempre es su misericordia;

(185) Salmo 136:15         
Y arrojó a Faraón y a su ejército en el Mar Rojo, porque para siempre es su misericordia.

(186) Salmo 136:16         
Al que pastoreó a su pueblo por el desierto, porque para siempre es su misericordia.

(187) Salmo 136:17         
Al que hirió a grandes reyes, porque para siempre es su misericordia;

(188) Salmo 136:18         
Y mató a reyes poderosos, porque para siempre es su misericordia;

(189) Salmo 136:19         
A Sehón rey amorreo, porque para siempre es su misericordia;

(190) Salmo 136:20         
Y a Og rey de Basán, porque para siempre es su misericordia;

(191) Salmo 136:21         
Y dio la tierra de ellos en heredad, porque para siempre es su misericordia;

(192) Salmo 136:22         
En heredad a Israel su siervo, porque para siempre es su misericordia.

(193) Salmo 136:23         
El es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros, porque para siempre es su misericordia;

(194) Salmo 136:24         
Y nos rescató de nuestros enemigos, porque para siempre es su misericordia.

(195) Salmo 136:25         
El que da alimento a todo ser viviente, porque para siempre es su misericordia.

(196) Salmo 136:26         
Alabad al Dios de los cielos, porque para siempre es su misericordia.

(197) Salmo 138:2            
Me postraré hacia tu santo templo, y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; porque has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas.

(198) Salmo 138:8            
Jehová cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos.

(199) Salmo 141:5            
Que el justo me castigue, será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo que no me herirá la cabeza; pero mi oración será continuamente contra las maldades de aquéllos.

(200) Salmo 143:8            
Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma.

(201) Salmo 143:12         
Y por tu misericordia disiparás a mis enemigos, y destruirás a todos los adversarios de mi alma, porque yo soy tu siervo.

(202) Salmo 144:2            
Misericordia mía y mi castillo, fortaleza mía y mi libertador, escudo mío, en quien he confiado; el que sujeta a mi pueblo debajo de mí.

(203) Salmo 145:8            
Clemente y misericordioso es Jehová, lento para la ira, y grande en misericordia.

(204) Salmo 147:11         
Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

(205) Proverbios 3:3       
Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón;

(206) Proverbios 11:17   
A su alma hace bien el hombre misericordioso; mas el cruel se atormenta a sí mismo.

(207) Proverbios 14:22   
¿No yerran los que piensan el mal? Misericordia y verdad alcanzarán los que piensan el bien.

(208) Proverbios 16:6     
Con misericordia y verdad se corrige el pecado, y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.

(209) Proverbios 19:22   
Contentamiento es a los hombres hacer misericordia; pero mejor es el pobre que el mentiroso.

(210) Proverbios 20:6     
Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad, pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará?

(211, 212) Proverbios 20:28         
Misericordia y verdad guardan al rey, y con clemencia se sustenta su trono.

(213) Proverbios 21:21   
El que sigue la justicia y la misericordia hallará la vida, la justicia y la honra.

(214) Proverbios 31:26   
Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua.

(215) Isaías 16:5               
Y se dispondrá el trono en misericordia; y sobre él se sentará firmemente, en el tabernáculo de David, quien juzgue y busque el juicio, y apresure la justicia.

(216) Isaías 40:6               
Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo.

(217) Isaías 54:8               
Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo Jehová tu Redentor.

(218) Isaías 54:10            
Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.

(219) Isaías 55:3               
Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, lasmisericordias firmes a David.

(220) Isaías 57:1               
Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de delante de la aflicción es quitado el justo.

(221, 222) Isaías 63:7      
De las misericordias de Jehová haré memoria, de las alabanzas de Jehová, conforme a todo lo que Jehová nos ha dado, y de la grandeza de sus beneficios hacia la casa de Israel, que les ha hecho según sus misericordias, y según la multitud de sus piedades.

(223) Jeremías 2:2          
Anda y clama a los oídos de Jerusalén, diciendo: Así dice Jehová: Me he acordado de ti, de la fidelidad de tu juventud, del amor de tu desposorio, cuando andabas en pos de mí en el desierto, en tierra no sembrada.

(224) Jeremías 9:24        
Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hagomisericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.

(225) Jeremías 16:5        
Porque así ha dicho Jehová: No entres en casa de luto, ni vayas a lamentar, ni los consueles; porque yo he quitado mi paz de este pueblo, dice Jehová, mi misericordia y mis piedades.

(226) Jeremías 31:3        
Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

(227) Jeremías 32:18      
que haces misericordia a millares, y castigas la maldad de los padres en sus hijos después de ellos; Dios grande, poderoso, Jehová de los ejércitos es su nombre;

(228) Jeremías 33:11      
ha de oírse aún voz de gozo y de alegría, voz de desposado y voz de desposada, voz de los que digan: Alabad a Jehová de los ejércitos, porque Jehová es bueno, porque para siempre es su misericordia; voz de los que traigan ofrendas de acción de gracias a la casa de Jehová. Porque volveré a traer los cautivos de la tierra como al principio, ha dicho Jehová.

(229) Lamentaciones 3:22            
Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.

(230) Lamentaciones 3:32            
Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias;

(231) Daniel 1:9 
Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos;

(232) Daniel 9:4 
Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos;

(233) Oseas 2:19              
Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia.

(234) Oseas 4:1
Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra.

(235) Oseas 6:4
¿Qué haré a ti, Efraín? ¿Qué haré a ti, oh Judá? La piedad vuestra es como nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece.

(236) Oseas 6:6
Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos.

(237) Oseas 10:12           
Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; haced para vosotros barbecho; porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia.

(238) Oseas 12:6              
Tú, pues, vuélvete a tu Dios; guarda misericordia y juicio, y en tu Dios confía siempre.

(239) Joel 2:13  
Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.

(240) Jonás 2:8 
Los que siguen vanidades ilusorias, su misericordia abandonan.

(241) Jonás 4:2 
Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal.

(242) Miqueas 6:8            
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y ama rmisericordia, y humillarte ante tu Dios.

(243) Miqueas 7:18          
¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

(244) Miqueas 7:20          
Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

(245) Zacarías 7:9            
Así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano;
Chesed es una voz hebrea muy difícil de traducir. De las 245 veces que aparece en el AT, la RVR la traduce 221 como "misericordia". Las otras traducciones son "bondad", "clemencia", "piedad", "benevolencia", "gracia", merced", "fidelidad", "amor permanente". La LXX en 135 casos traduce chesed como "misericordia"; en otros casos lo traduce como "justicia", "piedad", "esperanza", y "gloria". Es pues, evidente que los traductores vieron que chesed podía traducirse con varias acepciones posibles. 

Se usa la voz chesed para describir (1) las relaciones entre personas y (2) entre Dios y la humanidad. 



En cuanto al primer significado, he aquí estos ejemplos: 
(1) las relaciones entre un hijo y su padre moribundo (Gén. 47: 29),
(2) entre marido y mujer (Gén. 20:13),
(3) entre parientes (Rut 2: 20),
(4) entre invitados (Gén. 19: 19),
(5) entre amigos (1 Sam. 28: 8),
(6) entre un rey y sus súbditos (2 Sam. 3: 8). 


Muchas veces se emplea la voz chesed para referirse a la relación de Dios con la humanidad. Los vers. 5, 7, 10 del Salmo 36 sirven como ejemplo.

En sentido general podría decirse que, en relación con Dios, chesed
 señala los atributos divinos, su relación y trato con el ser humano. Cuando se emplea para referirse al trato de los hombres entre sí, señala las actitudes, las relaciones y el trato de una persona con otra. No hay en español ningún término específico que pueda trasmitir precisamente lo que chesed  significa en el hebreo. "Misericordia", "bondad", "clemencia" describe correctamente diferentes aspectos del sentido de este vocablo, pero ninguno abarca toda la amplitud de su significado, al menos cuando se lo emplea para señalar un atributo divino. 



En relación con esto se advierte que la palabra "amor", que tiene un lugar tan destacado en el NT como característica de Dios (1 Juan 4: 7, 8; etc.), casi no aparece en el AT. El sustantivo hebreo 'ahabah sólo se emplea 10 veces para referirse a Dios: Deut. 7: 8; 1 Rey. 10: 9; 2 Crón. 2: 11; 9: 8; Isa. 63: 9; Jer. 31: 3; Ose. 3: 1; 9: 15; 11: 4; Sof. 3: 17. El verbo se usa sólo dos veces en el Pentateuco (Deut. 7: 13; 23: 5) y muy raramente en los otros libros. No por esto debe concluirse que este atributo de Dios era casi totalmente desconocidos por los santos del AT y que por eso, raras veces lo exaltaron. Pero en buena medida parece que lo que los autores del NT llamaron  αγαπη [agapê], "amor", fue llamado chesed por los escritores del AT. 

Desafortunadamente el vocablo "amor" se emplea para abarcar una amplia gama de sentimientos y principios: desde la infatuación sensual y la pasión, hasta la tierna y benéfica relación de Dios para con su pueblo. Por eso, para muchos la traducción "amor" sólo tiene una idea parcial o aun errónea del carácter de Dios; sin embargo, por falta de un término mejor, se emplea el vocablo "
amor" como traducción de αγαπη [agapê]. La RVA en muchos casos tradujo "caridad", vocablo éste que antes significaba la forma más perfecta de amor pero que actualmente se usa para referirse más bien a una limosna o una obra de beneficencia en favor de los necesitados. 

Si por "amor" entendemos un amor divino tal como el que los autores bíblicos han procurado presentar, y si le quitamos a "amor" los matices de significado indeseables que muchas veces se les da -acepciones que no caben en el griego 
αγαπη [agapê]-, tendremos una definición bastante precisa de chesed, sobre todo cuando éste se aplica a Dios. 



Cuando se emplea chesed para describir las relaciones entre personas, la traducción "amor" es un término abstracto, un principio que gobierna la vida. Cuando el amor se traduce en algo correcto, sus diversas manifestaciones ya no llevan el nombre de "amor", sino que reciben definiciones específicas (ver 1 Cor. 13). 

Por otra parte, chesed  no sólo expresa el principio abstracto del amor sino también sus diversas manifestaciones. José pidió que el copero le mostrare chesed (Gén. 40: 14), consiguiendo su liberación de la cárcel. Hoy pedimos que se nos haga "un favor", pero no podemos pedir que se nos haga el "amor". 

Cuando Rahab ocultó a los espías, realizó una obra de chesed
 (Jos. 2: 12). En recompensa por darles cierta información secreta, los hombres de la casa de José ofrecieron mostrar chesed  al hombre de Bet-el (Juec. 1: 24). Las "misericordias" que Nehemías hizo en la casa de Dios fueron chasadim, plural de chesed (Neh. 13: 14). 

En paralelismo antitético, el sabio pone a chesed en contraposición con la crueldad (Prov. 11: 17). Por lo tanto, cuando se emplea chesed para referirse a las relaciones humanas, es mejor traducirlo por el vocablo que señale el rasgo específico del principio general del amor que se manifiesta. Tanto las versiones antiguas como las modernas siguen esta regla. En Miq. 6: 8 aparece un ejemplo de chesed en relación con la conducta humana, que describe un principio más general. Se afirma allí que la esencia de la verdadera religión puede encontrarse en hacer lo justo, en amar y ser humilde ante Dios. 



Puede seguirse la misma regla cuando chesed describe los actos de Dios que son manifestaciones de rasgos específicos del "amor". Por ejemplo, cuando el siervo de Abrahán pidió chesed, se refería a un significado específico de este don divino que necesitaba recibir para salir de la dificultad en que se hallaba. En ese caso, parece mejor traducir "bondad" o "favor", y no "amor". Por otra parte, cuando lo que se describe es la idea general de chesed, es correctísimo traducirlo como "amor". Cuando el salmista dijo: "¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia [chesed ]!" (Sal. 36: 7), quería decir: "¡Cuán excelente es tu amor, oh Dios!"; y al decir "para siempre es su misericordia" (Sal. 136: 1, 2, 3, etc.), quería decir: "para siempre es su amor". 



El adjetivo chasid (plural chasidim) que deriva de la misma raíz de chesed, literalmente significa: "uno que practica chesed ". Chasid aparece 32 veces en el hebreo. La RVR lo traduce 21 veces como "santo", 5 veces como "misericordioso", y 4 veces como "piadoso". En sentido negativo se traduce una vez como "impío", y otra, como "los que le temen". En 22 casos la LXX traduce chasid como "santo" o "piadoso". Puesto que chesed es uno de los atributos más destacados de Dios, el que sea chasid, será piadoso y justo. Cuando se lo considera de este modo, chasid se acerca mucho a la idea expresada en la palabra αγαπη [agapê], "amor", en el NT (1 Cor. 13; 1 Juan 2: 5; 4: 7, 8; 5: 3). 



En resumen: podemos considerar que la traducción "amor" corresponde a chesed cuando se toma en cuenta el amor divino en sus aspectos generales. Cuando se hacen resaltar rasgos específicos, o cuando se definen relaciones humanas, el contexto determinará la traducción correcta.