Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

Sheol

Sustantivo Femenino
[she'ol ]
muerte
(estado o condición de estar muerto, y no un lugar geográfico).

Cuando alguien muere, no va a ningun lugar sino al sepulcro, símbolo del שאול [she'ol ], y entonces sale de la condición de "ser vivo" y pasa a la condición o estado de un "ser muerto". Esto es שאול[she'ol ]. "Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos." (Salmo 146:4). "Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría."  (Eclesiastés 9:10). 
  
(En ningún pasaje שאול [she'ol ], es descrito como un lugar de castigo después de la muerte). 
Ver: EL DESTINO DEL HOMBRE


65 veces

(1) Génesis 37:35

Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre.

(2) Génesis 42:38
Y él dijo: No descenderá mi hijo con vosotros, pues su hermano ha muerto, y él solo ha quedado; y si le aconteciere algún desastre en el camino por donde vais, haréis descender mis canas con dolor al Seol.

(3) Génesis 44:29
Y si tomáis también a éste de delante de mí, y le acontece algún desastre, haréis descender mis canas con dolor al Seol.

(4) Génesis 44:31
sucederá que cuando no vea al joven, morirá; y tus siervos harán descender las canas de tu siervo nuestro padre con dolor al Seol.

(5) Números 16:30
Mas si Jehová hiciere algo nuevo, y la tierra abriere su boca y los tragare con todas sus cosas, y descendieren vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres irritaron a Jehová.

(6) Números 16:33
Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación.

(7) Deuteronomio 32:22
Porque fuego se ha encendido en mi ira, y arderá hasta las profundidades del Seol; devorará la tierra y sus frutos, y abrasará los fundamentos de los montes.

(8) 1 Samuel 2:6
Jehová mata, y él da vida; él hace descender al Seol, y hace subir.

(9) 2 Samuel 22:6
Ligaduras del Seol me rodearon; tendieron sobre mí lazos de muerte.

(10) 1 Reyes 2:6
Tú, pues, harás conforme a tu sabiduría; no dejarás descender sus canas al Seol en paz.

(11) 1 Reyes 2:9
Pero ahora no lo absolverás; pues hombre sabio eres, y sabes cómo debes hacer con él; y harás descender sus canas con sangre al Seol.

(12) Job 7:9
Como la nube se desvanece y se va, así el que desciende al Seol no subirá;

(13) Job 11:8
Es más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿cómo la conocerás?

(14) Job 14:13
¡Oh, quién me diera que me escondieses en el Seol, que me encubrieses hasta apaciguarse tu ira,
    que me pusieses plazo, y de mí te acordaras!


(15) Job 17:13
Si yo espero, el Seol es mi casa; haré mi cama en las tinieblas.

(16) Job 17:16
A la profundidad del Seol descenderán, y juntamente descansarán en el polvo.

(17) Job 21:13
Pasan sus días en prosperidad, y en paz descienden al Seol.

(18) Job 24:19
La sequía y el calor arrebatan las aguas de la nieve; así también el Seol a los pecadores.

(19) Job 26:6
El Seol está descubierto delante de él, y el Abadón no tiene cobertura.

(20) Salmo 6:5
Porque en la muerte no hay memoria de ti; en el Seol, ¿quién te alabará?

(21) Salmo 9:17
Los malos serán trasladados al Seol, todas las gentes que se olvidan de Dios.

(22) Salmo 16:10
Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción.

(23) Salmo 18:5
Ligaduras del Seol me rodearon, me tendieron lazos de muerte.

(24) Salmo 30:3
Oh Jehová, hiciste subir mi alma del Seol; me diste vida, para que no descendiese a la sepultura.

(25) Salmo 31:17
No sea yo avergonzado, oh Jehová, ya que te he invocado; sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol.

(26, 27) Salmo 49:14
Como a rebaños que son conducidos al Seol, la muerte los pastoreará, y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana; se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada.

(28) Salmo 49:15
Pero Dios redimirá mi vida del poder del Seol, porque él me tomará consigo. 

(29) Salmo 55:15
Que la muerte les sorprenda; desciendan vivos al Seol, porque hay maldades en sus moradas, en medio de ellos.

(30) Salmo 86:13
Porque tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma de las profundidades delSeol.

(31) Salmo 88:3
Porque mi alma está hastiada de males, y mi vida cercana al Seol.

(32) Salmo 89:48
¿Qué hombre vivirá y no verá muerte? ¿Librará su vida del poder del Seol? 

(33) Salmo 116:3
Me rodearon ligaduras de muerte, me encontraron las angustias del Seol; angustia y dolor había yo hallado.

(34) Salmo 139:8
Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.

(35) Salmo 141:7
Como quien hiende y rompe la tierra, son esparcidos nuestros huesos a la boca del Seol.

(36) Proverbios 1:12
Los tragaremos vivos como el Seol, y enteros, como los que caen en un abismo;

(37) Proverbios 5:5
Sus pies descienden a la muerte; sus pasos conducen al Seol.

(38) Proverbios 7:27
Camino al Seol es su casa, que conduce a las cámaras de la muerte.

(39) Proverbios 9:18
Y no saben que allí están los muertos; que sus convidados están en lo profundo del Seol.

(40) Proverbios 15:11
El Seol y el Abadón están delante de Jehová; ¡Cuánto más los corazones de los hombres!

(41) Proverbios 15:24
El camino de la vida es hacia arriba al entendido, para apartarse del Seol abajo.

(42) Proverbios 23:14
Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.

(43) Proverbios 27:20
El Seol y el Abadón nunca se sacian; así los ojos del hombre nunca están satisfechos.

(44) Proverbios 30:16
El Seol, la matriz estéril, la tierra que no se sacia de aguas, y el fuego que jamás dice: ¡Basta!

(45) Eclesiastés 9:10
Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.

(46) Cantares 8:6
Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seol los celos; sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.

(47) Isaías 5:14
Por eso ensanchó su interior el Seol, y sin medida extendió su boca; y allá descenderá la gloria de ellos, y su multitud, y su fausto, y el que en él se regocijaba.

(48) Isaías 14:9
El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones.

(49) Isaías 14:11
Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán.

(50) Isaías 14:15
Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

(51) Isaías 28:15
Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos;

(52) Isaías 28:18
Y será anulado vuestro pacto con la muerte, y vuestro convenio con el Seol no será firme; cuando pase el turbión del azote, seréis de él pisoteados.

(53) Isaías 38:10
Yo dije: A la mitad de mis días iré a las puertas del Seol; privado soy del resto de mis años.

(54) Isaías 38:18
Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad.

(55) Isaías 57:9
Y fuiste al rey con ungüento, y multiplicaste tus perfumes, y enviaste tus embajadores lejos, y te abatiste hasta la profundidad del Seol.

(56) Ezequiel 31:15
Así ha dicho Jehová el Señor: El día que descendió al Seol, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron.

(57) Ezequiel 31:16
Del estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al Seol con todos los que descienden a la sepultura; y todos los árboles escogidos del Edén, y los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra.

(58) Ezequiel 31:17
También ellos descendieron con él al Seol, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones.

(59) Ezequiel 32:21
De en medio del Seol hablarán a él los fuertes de los fuertes, con los que le ayudaron, que descendieron y yacen con los incircuncisos muertos a espada.

(60) Ezequiel 32:27
Y no yacerán con los fuertes de los incircuncisos que cayeron, los cuales descendieron al Seolcon sus armas de guerra, y sus espadas puestas debajo de sus cabezas; mas sus pecados estarán sobre sus huesos, por cuanto fueron terror de fuertes en la tierra de los vivientes.

(61, 62) Oseas 13:14
De la mano del Seol los redimiré, los libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh Seol; la compasión será escondida de mi vista.

(63) Amós 9:2
Aunque cavasen hasta el Seol, de allá los tomará mi mano; y aunque subieren hasta el cielo, de allá los haré descender.

(64) Jonás 2:2
y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; desde el seno del Seol clamé, y mi voz oíste.

(65) Habacuc 2:5
Y también, el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio, que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará; antes reunió para sí todas las gentes, y juntó para sí todos los pueblos.