Buscar

El Texto Bíblico on Facebook

Tephillah


Sustantivo Femenino

תפלה

תְּפִלָּה

oración

77 veces
(1) 2 Samuel 7:27
Porque tú, Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, revelaste al oído de tu siervo, diciendo: Yo te edificaré casa. Por esto tu siervo ha hallado en su corazón valor para hacer delante de ti esta súplica.

(2, 3) 1 Reyes 8:28
Con todo, tú atenderás a la oración de tu siervo, y a su plegaria, oh Jehová Dios mío, oyendo el clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de ti;

(4) 1 Reyes 8:29
que estén tus ojos abiertos de noche y de día sobre esta casa, sobre este lugar del cual has dicho: Mi nombre estará allí; y que oigas la oración que tu siervo haga en este lugar.

(5) 1 Reyes 8:38
toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta casa,

(6) 1 Reyes 8:45
tú oirás en los cielos su oración y su súplica, y les harás justicia.

(7) 1 Reyes 8:49
tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, su oración y su súplica, y les harás justicia.

(8) 1 Reyes 8:54
Cuando acabó Salomón de hacer a Jehová toda esta oración y súplica, se levantó de estar de rodillas delante del altar de Jehová con sus manos extendidas al cielo;

(9) 1 Reyes 9:3
Y le dijo Jehová: Yo he oído tu oración y tu ruego que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días.

(10) 2 Reyes 19:4
Quizá oirá Jehová tu Dios todas las palabras del Rabsaces, a quien el rey de los asirios su señor ha enviado para blasfemar al Dios viviente, y para vituperar con palabras, las cuales Jehová tu Dios ha oído; por tanto, eleva oración por el remanente que aún queda.

(11) 2 Reyes 20:5
Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová.

(12, 13) 2 Crónicas 6:19
Mas tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su ruego, oh Jehová Dios mío, para oír el clamor y la oracióncon que tu siervo ora delante de ti.

(14) 2 Crónicas 6:20
Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste: Mi nombre estará allí; que oigas la oración con que tu siervo ora en este lugar.

(15) 2 Crónicas 6:29
toda oración y todo ruego que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cualquiera que conociere su llaga y su dolor en su corazón, si extendiere sus manos hacia esta casa,

(16) 2 Crónicas 6:35
tú oirás desde los cielos su oración y su ruego, y ampararás su causa.

(17) 2 Crónicas 6:39
tú oirás desde los cielos, desde el lugar de tu morada, su oración y su ruego, y ampararás su causa, y perdonarás a tu pueblo que pecó contra ti.

(18) 2 Crónicas 6:40
Ahora, pues, oh Dios mío, te ruego que estén abiertos tus ojos y atentos tus oídos a la oración  en este lugar.

(19) 2 Crónicas 7:12
Y apareció Jehová a Salomón de noche, y le dijo: Yo he oído tu oración, y he elegido para mí este lugar por casa de sacrificio.

(20) 2 Crónicas 7:15
Ahora estarán abiertos mis ojos y atentos mis oídos a la oración en este lugar;

(21) 2 Crónicas 30:27
Después los sacerdotes y levitas, puestos en pie, bendijeron al pueblo; y la voz de ellos fue oída, y su oración llegó a la habitación de su santuario, al cielo.

(22) 2 Crónicas 33:18
Los demás hechos de Manasés, y su oración a su Dios, y las palabras de los videntes que le hablaron en nombre de Jehová el Dios de Israel, he aquí todo está escrito en las actas de los reyes de Israel.

(23) 2 Crónicas 33:19
Su oración también, y cómo fue oído, todos sus pecados, y su prevaricación, los sitios donde edificó lugares altos y erigió imágenes de Asera e ídolos, antes que se humillase, he aquí estas cosas están escritas en las palabras de los videntes.

(24) Nehemías 1:6
esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.

(25, 26) Nehemías 1:11
Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey.

(27) Nehemías 11:17
y Matanías hijo de Micaía, hijo de Zabdi, hijo de Asaf, el principal, el que empezaba las alabanzas y acción de gracias al tiempo de la oración; Bacbuquías el segundo de entre sus hermanos; y Abda hijo de Samúa, hijo de Galal, hijo de Jedutún.

(28) Job 16:17
A pesar de no haber iniquidad en mis manos, y de haber sido mi oración pura.

(29) Salmo 4:1
Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; ten misericordia de mí, y oye mi oración.

(30) Salmo 6:9
Jehová ha oído mi ruego; ha recibido Jehová mi oración.

(31, 32) Salmo 17:1
[Oración de David]. Oye, oh Jehová, una causa justa; está atento a mi clamor. Escucha mi oración hecha de labios sin engaño.

(33) Salmo 35:13
Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; afligí con ayuno mi alma, y mi oración se volvía a mi seno.

(34) Salmo 39:12
Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi clamor. No calles ante mis lágrimas; porque forastero soy para ti, y advenedizo, como todos mis padres.

(35) Salmo 42:8
Pero de día mandará Jehová su misericordia, y de noche su cántico estará conmigo, y mi oración al Dios de mi vida.

(36) Salmo 54:2
Oh Dios, oye mi oración; escucha las razones de mi boca.

(37) Salmo 55:1
[Al músico principal; en Neginot. Masquil de David.] Escucha, oh Dios, mi oración, Y no te escondas de mi súplica.

(38) Salmo 61:1
[Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de David.] Oye, oh Dios, mi clamor; a mi oración atiende.

(39) Salmo 65:2
Tú oyes la oración; a ti vendrá toda carne.

(40) Salmo 66:19
Mas ciertamente me escuchó Dios; atendió a la voz de mi súplica.

(41) Salmo 66:20
Bendito sea Dios, que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.

(42) Salmo 69:13
Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad; Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia, por la verdad de tu salvación, escúchame.

(43) Salmo 72:20
Aquí terminan las oraciones de David, hijo de Isaí. 

(44) Salmo 80:4
Jehová, Dios de los ejércitos, ¿Hasta cuándo mostrarás tu indignación contra la oración de tu pueblo?

(45) Salmo 84:8
Jehová Dios de los ejércitos, oye mi oración; escucha, oh Dios de Jacob. Selah

(46) Salmo 86:1
[Oración de David]. Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame, porque estoy afligido y menesteroso.

(47) Salmo 86:6
Escucha, oh Jehová, mi oración, y está atento a la voz de mis ruegos.

(48) Salmo 88:2
Llegue mi oración a tu presencia; inclina tu oído a mi clamor.

(49) Salmo 88:13
Mas yo a ti he clamado, oh Jehová, y de mañana mi oración se presentará delante de ti.

(50) Salmo 90:1
[Oración de Moisés, varón de Dios]. Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación.

(51, 52) Salmo 102:1
[Oración del que sufre, cuando está angustiado, y delante de Jehová derrama su lamento]. Jehová, escucha mi oración, y llegue a ti mi clamor.

(53, 54) Salmo 102:17
Habrá considerado la oración de los desvalidos, y no habrá desechado el ruego de ellos.

(55) Salmo 109:4
En pago de mi amor me han sido adversarios; mas yo oraba.

(56) Salmo 109:7
Cuando fuere juzgado, salga culpable; y su oración sea para pecado.

(57) Salmo 141:2
Suba mi oración delante de ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde.

(58) Salmo 141:5
Que el justo me castigue, será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo que no me herirá la cabeza; pero mi oración será continuamente contra las maldades de aquéllos.

(59) Salmo 142:1
[Masquil de David. Oración que hizo cuando estaba en la cueva]. Con mi voz clamaré a Jehová; con mi voz pediré a Jehová misericordia.

(60) Salmo 143:1
Oh Jehová, oye mi oración, escucha mis ruegos; respóndeme por tu verdad, por tu justicia.

(61) Proverbios 15:8
El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová; mas la oración de los rectos es su gozo.

(62) Proverbios 15:29
Jehová está lejos de los impíos; pero él oye la oración de los justos.

(63) Proverbios 28:9
El que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable.

(64) Isaías 1:15
Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.

(65) Isaías 37:4
Quizá oirá Jehová tu Dios las palabras del Rabsaces, al cual el rey de Asiria su señor envió para blasfemar al Dios vivo, y para vituperar con las palabras que oyó Jehová tu Dios; eleva, pues, oración tú por el remanenteque aún ha quedado.

(66) Isaías 38:5
Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años.

(67, 68) Isaías 56:7
yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

(69) Jeremías 7:16
Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración, ni me ruegues; porque no te oiré.

(70) Jeremías 11:14
Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración; porque yo no oiré en el día que en su aflicción clamen a mí.

(71) Lamentaciones 3:8
Aun cuando clamé y di voces, cerró los oídos a mi oración;

(72) Lamentaciones 3:44
Te cubriste de nube para que no pasase la oración nuestra;

(73) Daniel 9:3
Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.

(74) Daniel 9:17
Ahora pues, Dios nuestro, oye la oración de tu siervo, y sus ruegos; y haz que tu rostro resplandezca sobre tu santuario asolado, por amor del Señor.

(75) Daniel 9:21
aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde.

(76) Jonás 2:7
Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo.

(77) Habacuc 3:1
Oración del profeta Habacuc, sobre Sigionot.